Max Aub

Con la excepción de sus viajes a los EEUU y Europa, vivió la mayor parte del resto de su vida en México / Créditos imagen: Joanbanjo – (Wikimedia)

Tal día como hoy… 2 de junio de 1903 nacía Max Aub

.

El 2 de junio de 1903 nacía en París Max Aub, escritor, ensayista, cineasta, periodista; uno de los intelectuales más sólidos de la España del siglo XX, y a la vez de los más olvidados. Durante la Guerra Civil (1936-1939) participó en la organización de la representación española en la Exposición Internacional de París de 1937, y gestionó la adquisición del «Guernika» de Picasso. Participó con André Malraux en la adaptación de su novela ‘L’Espoir’ al cine –‘Sierra de Teruel’ (1939). Como tantos otros, tras la guerra tomó el camino del exilio en México.

.

CV / Se ha dicho a veces que uno de los grandes problemas de la II República española fue que, en realidad, no había republicanos, sino anarquistas, socialistas, comunistas, liberales, nacionalistas vascos y catalanes… Es decir, distintos sectores, con frecuencia enfrentados entre sí, cuyo alineamiento con la República durante la guerra –o antes- siempre estuvo mediatizado por sus propios y prioritarios objetivos. Si alguien podría ser una excepción a esta afirmación sería sin duda Max Aub. Pocos como él encarnan tan prístinamente la tradición intelectual republicana; quizás, paradójicamente, por su origen extranjero y la falta de herencia genética carpetovetónica. Pocos también tan cosmopolitas como él. Y acaso por todo esto sea hoy un autor tan caído en el olvido, a derecha o a izquierda, como la tradición que representó.

Pocos como él encarnan tan prístinamente la tradición intelectual republicana; quizás, paradójicamente, por su origen extranjero y la falta de herencia genética carpetovetónica

Max Aub era hijo de una acomodada familia de comerciantes, de padre alemán y madre francesa de origen judío alemán. Al estallar la I Guerra Mundial y dada la nacionalidad alemana de su padre, la familia optó por desplazarse a España, instalándose en Valencia. Dominaba ya con fluidez el francés y el alemán, y rápidamente habló español y valenciano –también en su variante catalana-, además del inglés. Su lengua favorita fue siempre el castelano, hasta llegar a decir de adulto que no podría escribir en otra lengua.

Estudió el bachillerato en el Instituto Luis Vives de Valencia. En 1916 adquirió la nacionalidad española: “Uno es de donde hizo el bachillerato”, dijo… Aunque no cursó estudios universitarios, fue un voraz lector, erudito y autodidacta, también según sus palabras, gracias a la base que adquirió en el bachillerato. Viajó por Barcelona y Madrid. En 1928 ingresó en el PSOE. Al estallar la Guerra Civil era ya un afamado escritor e intelectual. El gobierno de la República le envió como diplomático con la legación española a París.

De vuelta a España, fue secretario nacional de teatro y, habiendo hecho amistad con Malraux, que combatió como piloto en la aviación republicana, acometieron la realización de la película ‘Sierra de Teruel’, basado en las experiencias de Malraux, con episodios de la batalla de Teruel como trama argumental. Se rodó en los momentos más duros de la guerra –durante la batalla del Ebro-, en Tarragona y Collbató. Al caer la República, Aub y Malraux acabaron la película en Francia. Luego los nazis quemaron todos los rollos, excepto uno, que es el que se ha conservado hasta hoy.

Al ser ocupada Francia por los nazis, Aub fue detenido y encarcelado durante un tiempo, hasta que consiguió pasar a Argelia, siendo detenido de nuevo hasta que consiguió llegar a Casablanca y embarcarse hacia México. Partidario de Negrín, fue expulsado del PSOE con él.

En su serie novelística ‘El Laberinto Mágico’ nos describe distintos episodios de la Guerra Civil en los tres lugares de España que constituían su imaginario personal

Con la excepción de sus viajes a los EEUU y Europa, vivió la mayor parte del resto de su vida en México, donde se ganó la vida como periodista, escritor y desarrollando una impresionante actividad cultural. Se interesó también por la pintura, llegando a inventarse a un falso pintor –José Ramón de Campalans-escribiendo incluso una falsa biografía suya. En su serie novelística ‘El Laberinto Mágico’ nos describe distintos episodios de la Guerra Civil en los tres lugares de España que constituían su imaginario personal: Valencia, Barcelona y Madrid; luego los campos de concentración y el exilio…

Regresó temporalmente a España en 1969, pasando una vez más por Valencia, Barcelona y Madrid, descorazonándose por los cambios hacia la vulgaridad que estaba experimentando el país. Los recuerdos de esta estancia en España nos los describe en su genial ‘La gallina ciega’ (1971), que escribió al regresar a México; fue su legado casi póstumo para unas generaciones que sabía perfectamente que ya no le iban a entender. Regreso nuevamente por poco tiempo a España en 1971. Murió el 22 de julio de 1972 en su domicilio de Ciudad de México, a los 69 años de edad.

De su ‘Laberinto Mágico’ ha dicho Antonio Muñoz Molina: “Se mezclan los muertos y los vivos, la verdad y la mentira. Se funden en una aleación que da el oro indudable de la literatura, de lo que pudo o debió ser y no alcanzó la existencia”. Un bello y lúcido homenaje.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí