En 2011, GloSea4 predijo la probabilidad de que el invierno fuera moderado y con vientos del Oeste. Esto se cumplió y sólo fueron frías las dos primeras semanas de febrero de 2012.

Previsiones meteorológicas más precisas al alcance

.

La gente siempre tiene curiosidad por cómo será la meteorología en los próximos días, las próximas semanas e incluso los próximos meses. De ahí la importancia de contar con un buen modelo de previsión que proporcione esta información.

La Met Office, el servicio nacional de meteorología del Reino Unido, ha desarrollado y puesto en marcha un nuevo modelo capaz de ofrecer previsiones más precisas con meses de antelación.

En la revista Environmental Research Letters se ha publicado un estudio nuevo que compara este nuevo sistema de previsión por estaciones con el usado hasta ahora. Los resultados de dicho estudio indicaron que el nuevo modelo puede ofrecer al Reino Unido información más precisa sobre la incidencia de condiciones meteorológicas extremas durante la próxima estación invernal.

Los investigadores responsables han dado en llamar a este sistema «high-top» («la parte alta de arriba»). ¿Qué hace que este modelo sea mejor que el utilizado hasta ahora? Según el equipo de la Met Office, el nuevo instrumento abarca fenómenos como «calentamientos estratosféricos repentinos» que, en opinión de los expertos, han dado lugar a condiciones frías en la superficie terrestre.

En palabras de David Fereday, autor principal y perteneciente a dicha oficina: «Estos calentamientos estratosféricos repentinos se producen cuando se disipan los vientos del Oeste habituales en la estratosfera, a una altitud de entre diez y cincuenta kilómetros. Esto provoca la inversión de los vientos del Oeste en la estratosfera, lo cual genera una señal que con frecuencia puede abrirse paso hasta la superficie terrestre a lo largo de unas pocas semanas».

«Esto reduce la incidencia de vientos del Oeste en la superficie que en invierno traen aire templado desde el Atlántico Norte hasta el norte de Europa. En su lugar, en el norte de Europa se experimentan condiciones frías y estables que pueden causar temperaturas extremadamente bajas, tal y como sucedió en el invierno de 2009 a 2010.»

GloSea4 es capaz de simular las condiciones meteorológicas en zonas más elevadas de la atmósfera, según explicaron los investigadores, una función con la que no contaba el sistema empleado para las previsiones a largo plazo en 2009-2010.

Con un modelo informático, GloSea4 puede simular vientos, humedad y temperaturas en una cuadrícula de puntos distribuidos a intervalos de 150 km y a distintas altitudes desde la superficie, superando incluso la estratosfera. De ahí que los calentamientos estratosféricos repentinos se puedan representar de un modo más realista.

En el estudio reseñado, las previsiones realizadas durante el invierno de 2009-2010 con el modelo «low-top» («la parte baja de arriba») se compararon con previsiones retrospectivas efectuadas con el modelo «high-top». Éste último realizó previsiones más ajustadas a las severas condiciones registradas realmente en aquel período.

«En octubre de 2010, la versión “high-top” del sistema GloSea4 apuntaba a un incremento de las probabilidades de que el invierno empezase con temperaturas frías», aseguró Jeff Knight, otro de los autores del estudio y también de la Met Office. «El mes de diciembre de aquel año fue el segundo más frío de los 350 años sobre los que se poseen registros. [El sistema] también señaló la posibilidad de que las condiciones hacia el final del invierno fueran menos adversas, como efectivamente ocurrió.

En 2011 GloSea4 predijo la probabilidad de que el invierno fuera moderado y con vientos del Oeste. Esto se cumplió y sólo fueron frías las dos primeras semanas de febrero de 2012. La inclusión del modelo “high-top” es una de varias mejoras previstas en las previsiones a largo plazo.»

Share