Megalodón se extinguió antes de lo que se pensaba

Gráfico sobre la extinción del megalodón/Robert Boessenecker

Megalodón, el tiburón depredador gigante que ha inspirado documentales, libros y películas, probablemente se extinguió al menos un millón de años antes de lo que se pensaba, tal y como sugiere una nueva investigación publicada en la revista ‘PeerJ–the Journal of Life and Environmental Sciences’.

Una investigación revela cómo evolucionaron los tiburones gigantes

DICYT / Trabajos previos que estudiaron una muestra fósiles recogidos en diversos lugares del mundo habían apuntado que el megalodón Otodus, un tiburón gigante de 15 metros, se extinguió hace 2’6 millones de años. Y otro estudio reciente intentó vincular esta extinción (y la de otras especies marinas) con una supernova que se sabe ocurrió en ese momento.

Sin embargo, un equipo de investigadores dirigido por el paleontólogo Robert Boessenecker de la Escuela de Charleston (Estados Unidos) observó que, en el estudio en el que se estimaba la fecha de extinción, en muchos lugares había habido problemas con los datos de los fósiles.

Los investigadores encontraron que los restos fósiles estuvieron presentes hasta el final de la época del Plioceno temprano, hace 3’6 millones de años

En el nuevo trabajo, los investigadores estudiaron otra vez cada fósil de ‘O. megalodon’, entre ellos, los encontrados en Baja Califiornia (México). “Utilizamos el mismo conjunto de datos de todo el mundo que los investigadores anteriores, pero examinamos a fondo cada aparición de fósiles y descubrimos que la mayoría de las fechas tenía varios problemas: fósiles con fechas demasiado recientes o imprecisas, fósiles que se identificaron erróneamente o fechas antiguas que se han refinado desde entonces por las mejoras en la geología, y ahora sabemos que los especímenes son anteriores”, señala Boessenecker.

Los investigadores encontraron que los restos fósiles estuvieron presentes hasta el final de la época del Plioceno temprano, hace 3’6 millones de años. “Después de realizar extensos ajustes en esta muestra mundial y volver a analizar estadísticamente los datos, encontramos que la extinción de ‘O. megalodon’ debe haber ocurrido al menos un millón de años antes de lo que se determinó previamente”, subraya el investigador principal.

Se trata de un ajuste sustancial, ya que significa que ‘O. megalodon’ probablemente se extinguió mucho antes de una desaparición masiva de animales marinos: morsas, vacas marinas, marsopas, delfines y ballenas, que ocurrió hace unos 1-2’5 millones de años. “Anteriormente se pensaba que la extinción de ‘O. megalodon’ estaba relacionada con esta extinción en masa pero, en realidad, ahora sabemos que no hay una relación directa”, agrega Boessenecker.

Los investigadores creen que la competencia con el nuevo gran tiburón blanco moderno es una de las razones más probables de la extinción del megalodón

Tampoco está claro si esta extinción masiva propuesta es en realidad una extinción. “Más bien, es posible que haya un período de recambio faunístico (en el que muchas especies se extinguen y aparecen muchas nuevas) en lugar de una verdadera extinción inmediata y catastrófica causada por un cataclismo astronómico como una supernova”, propone. Los investigadores creen que la competencia con el nuevo gran tiburón blanco moderno (‘Carcharodon carcharias’) es una de las razones más probables de la extinción del megalodón.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí