Un mejor aprendizaje de lenguas

Tanto para una primera como para una segunda lengua, y tanto en adultos como en niños / Pixabay

Los gestos rítmicos ayudan a comprender y recordar mejor una lengua

.

Producir gestos rítmicos, o movimientos de manos y brazos que acompañan posiciones prominentes en el discurso, funciona tanto para una primera como para una segunda lengua, y tanto en adultos como en niños, según revelan un par de estudios liderados por Pilar Prieto, coordinadora del Grupo de Estudios de Prosodia, y profesora de investigación ICREA del Departamento de Traducción y Ciencias del Lenguaje (DTCL), con la participación de miembros de su equipo y de investigadores de la UOC y de la UAB.

.

El estudio ha investigado la aportación de la prominencia prosódica (acento y entonación) y la prominencia visual (gestos rítmicos, movimientos rítmicos de manos y brazos)

UPF / Si bien en estudios previos ya se había demostrado que la comunicación no-verbal o gestual favorece el aprendizaje de palabras en una segunda lengua, hasta ahora se sabía poco sobre los beneficios potenciales de gesticular con las manos rítmicamente mientras se habla. Mientras que los efectos positivos de los gestos icónicos sobre el recuerdo y la comprensión de las palabras era una cuestión bien establecida, se sabía muy poco sobre los beneficios de los gestos rítmicos (movimientos rítmicos de manos / brazos producidos junto con una prosodia prominente), o sobre qué es la importancia de la prominencia prosódica independientemente o en combinación con la prominencia gestual, en la comprensión de una primera o de una segunda lengua.

En un primer estudio, publicado en la edición en línea de Language, Cognition and Neuroscience, con participación de investigadores de la Universitat Oberta de Catalunya y defendido recientemente como parte de la tesis de Olga Kushch, ha investigado la aportación de la prominencia prosódica (acento y entonación) y la prominencia visual (gestos rítmicos, movimientos rítmicos de manos y brazos) en el aprendizaje de vocabulario de una segunda lengua. Para ello, se pidió a 96 hablantes nativos de origen catalán que aprendieran 16 palabras rusas en cuatro posibles condiciones objeto de estudio: con presencia o ausencia de prominencia prosódica en el discurso, combinada con la presencia o ausencia de prominencia gestual.

Los resultados de este estudio, en el que participaron personas adultas, indicaron que el efecto más contundente en el aprendizaje de nuevas palabras en una segunda lengua se conseguía cuando se producían gestos rítmicos, es decir, cuando se combinaba la prominencia prosódica y la gestual. La condición menos efectiva era la que contenía información gestual pero sin prominencia prosódica.

Los mejores resultados se dieron cuando se combinaba la prominencia prosódica y la gestual

.

Otro estudio recientemente publicado en edición avanzada en línea en el Journal of Experimental Child Psychology, liderado por Pilar Prieto y en colaboración con los estudiantes predoctorales Judith-Llanes Coromina, Ingrid Vilà-GiménezOlga Kushch y el investigador de la Universidad Autónoma de Barcelona, Joan Borràs-Comes, se ha centrado en la evaluación del efecto de la prominencia gestual en el recuerdo de palabras y en la comprensión de información por parte de niños.

En este estudio, se diseñaron dos experimentos para investigar, por un lado, si los gestos rítmicos combinados con información prosódica ayudaban a los niños a recordar palabras y la información relacionada con estas palabras en un discurso dirigido a niños (Experimento 1), y, de otra parte, si la presencia de gestos ayudaba a los niños a comprender mejor un discurso narrativo (Experimento 2).

Los gestos rítmicos producidos de manera natural, es decir, acompañados con la prosodia prominente, favorecen el aprendizaje del vocabulario de una segunda lengua

En el Experimento 1 participaron 51 niños de 4 años que se expusieron a un total de tres relatos cortos presentados en tres posibles condiciones; es decir, con prominencia tanto en el discurso como en el gesto, con prominencia sólo en el discurso, y con ausencia de discurso prominente. Los resultados mostraron que los niños recordaban más palabras cuando se exponían a la prominencia tanto en el discurso como en el gesto, como también tenían más probabilidades de recordar la información relacionada con estas palabras cuando estaban asociadas a gestos rítmicos. En el Experimento 2, participaron 55 niños de 5 y 6 años, los cuales fueron expuestos a seis narraciones, por un lado, con prominencia prosódica sin gestos rítmicos; y, por otro lado, o con prominencia prosódica pero con gestos rítmicos. Los resultados obtenidos a través de una tarea de comprensión demostraron que los niños entendían mejor las historias contadas con gestos rítmicos.

El conjunto de estos dos estudios aporta evidencia clara de que, en primer lugar, los gestos rítmicos producidos de manera natural, es decir, acompañados con la prosodia prominente, favorecen el aprendizaje del vocabulario de una segunda lengua. En segundo lugar, en cuanto a los experimentos en los que participaron niños de edad preescolar, se concluye que, ya en edades tempranas, los gestos rítmicos los ayudan, no sólo a recordar la información del discurso, sino también a comprenderla.

.

Referencia bibliográfica: 
Kushch, Olga, Igualada, Alfonso, & Prieto, Pilar. (2018). “Prominence in speech and gesture favor second language novel word learning“. Language, Cognition and Neuroscience. Publicado en edición avanzada en línea en: http://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/23273798.2018.1435894

Llanes-Coromina, Judith, Vilà-Giménez, Ingrid, Kushch, Olga, Borràs-Comes, Joan & Prieto, Pilar. (2018), “Beat gestures help prechoolers recall and comprehend discourse information” Publicado en edición avanzada en linea en: Journal of Experimental Child PsychologyVolumen 172, Agosto, Págs. 168–188.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí