La limitación a 140 caracteres reducía la timidez de los estudiantes / Mkhmarketing (CC BY 2.0).

Twitter mejora la expresión escrita en estudiantes que se inician con el alemán

.

divulgaUNED / Utilizar Twitter cuando se está comenzando a aprender alemán para comunicarse con el resto de compañeros ayuda a perderle el miedo al idioma y mejora la expresión escrita. Así lo revela una investigación dirigida por Dolores Castrillo, profesora del departamento de Filologías Extranjeras y sus Lingüísticas de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

“La idoneidad del microblogging para enseñar idiomas se había demostrado antes, pero hasta ahora no se había comprobado que mejorara las habilidades escritas en clases a distancia de nivel básico de alemán”, explica la profesora de la UNED.

En el trabajo, publicado en la Revista Española de Lingüística Aplicada, participaron 64 estudiantes de los 256 que integraban el nivel inicial de este idioma en la universidad en el curso 2010-2011. 45 de ellos eran mujeres y 19, hombres. El 82% no había usado Twitter antes, pero la mayoría estaban acostumbrados a navegar por Internet.

La actividad consistía en completar dos encuestas –una antes de empezar la tarea y otra, al finalizarla– y escribir al menos tres tuits por semana con diferentes frases o correcciones de las expresiones de otros compañeros. Con esta información, los participantes tenían que redactar un ensayo, requisito imprescindible para su evaluación continua. Para incentivar su participación, la actividad sumaba puntos en la nota final.

“La mayoría de los alumnos afirmó que la red social les ayudó a mejorar sus destrezas escritas”, destaca la investigadoraAntes de empezar a publicar tuits, los estudiantes se mostraron escépticos con la herramienta: solo el 18,2% consideró que Twitter les ayudaría a mejorar su competencia escrita en alemán. Sin embargo, al finalizar la tarea, “la mayoría de los alumnos, el 72,2%, afirmó que la red social les ayudó considerablemente a mejorar sus destrezas escritas”, destaca Castrillo.

Alrededor del 67% aseguró que había visto más fácil comunicarse en alemán después de usar Twitter y el 83,3% afirmó sentirse más seguro a la hora de escribir en alemán tras utilizar la herramienta. “La limitación a 140 caracteres reducía su ansiedad y les hacía sentir menor timidez a la hora de expresarse en esta lengua”, apunta la profesora.

.

Espontáneos y solidarios

Los estudiantes también expresaron opiniones contrarias a la red social, aunque en proporciones bajas. Así, el 15% no la consideró una herramienta útil para el aprendizaje de idiomas debido a la dificultad de ceñirse a 140 caracteres.

Otra dificultad mencionada en las encuestas fue la sensación de agobio que sentían algunos estudiantes cuando se les acumulaban tuits y respuestas sin leer. “La mitad de los participantes declaró sentir la necesidad de visitar Twitter con demasiada asiduidad, lo que les producía cierto grado de ansiedad”, reconoce Castrillo.

Para agrupar a la comunidad virtual, los usuarios utilizaron diferentes etiquetas, en función de los temas que estaban debatiendo. Los análisis de los tuits revelaron que los estudiantes lo utilizaron como una herramienta de socialización, con la que compartían facetas de su vida personal, deseos, notas de exámenes y, en una pequeña proporción, cuestiones sobre el programa del curso de alemán.

“Con Twitter, los estudiantes se expresaban de forma más espontánea, aunque pudieran cometer errores o mezclaran otros idiomas”, afirma la profesora. “Además, promovía actitudes de solidaridad entre ellos”, subraya, puesto que se corregían unos a otros.

Una vez finalizada la actividad, muchos siguieron usando Twitter y la mayoría se mostraron partidarios de volver a participar en iniciativas de este tipo. De momento, los profesores de la UNED están probando otras herramientas, como WhatsApp, “también con mucha aceptación”, adelanta Castrillo.

Share