Las conclusiones del estudio se publican en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Un mecanismo celular puede mejorar la eficacia de las vacunas contra el sida

.

Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha hallado un nuevo mecanismo por el que una familia de virus, los poxvirus, inducen respuestas inmunes específicas frente a antígenos del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Esta respuesta más específica contra el VIH podría contribuir a mejorar las vacunas contra el sida.

 

.

El miembro más representativo de los poxvirus fue utilizado para erradicar la viruela

CSIC / Los investigadores, liderados por el profesor Mariano Esteban, del Centro Nacional de Biotecnología (CNB), han usado la estirpe New York del virus vaccinia para identificar el mecanismo de acción de tres genes virales que bloquean el factor clave en la regulación de genes celulares. Al eliminarlos del ADN viral consiguen que en las células infectadas aumenten los niveles de moléculas estimuladoras de la respuesta innata, como son citosinas, quimiocinas y otras, que atraen a los neutrófilos (células de la sangre) hacia el lugar de la infección, según explica Esteban.

Este reclutamiento de neutrófilos genera un aumento en la producción de linfocitos específicos (T CD8+), que juegan un papel importante en el control de infecciones. El hallazgo ha sido confirmado mediante un virus recombinante del virus vaccina, que expresa distintos antígenos del VIH.  “Los resultados de estas investigaciones tienen aplicabilidad en la mejora de vacunas frente al VIH y a otros patógenos”, concluye Esteban.

 .

Referencia:

Mauro Di Pilato, Ernesto Mejías-Pérez, Manuela Zonca, Beatriz Perdiguero, Carmen Elena Gómez, Marianna Trakala, Jacobo Nieto, José Luis Nájera, Carlos Oscar S. Sorzano, Christophe Combadière, Giuseppe Pantaleo, Lourdes Planelles, and Mariano Esteban. NFkB activation by modified vaccinia virus as a novel strategy to enhance neutrophili migration and HIV-specific T-cell responsesProceedings of the National Academy of Sciences. Doi: 10.1073/pnas.142434112

Share