El paso a electrodomésticos con mayor eficiencia energética

.

Gracias a fondos europeos, unos investigadores han desarrollado una plataforma informática online destinada a ayudar a los diseñadores de electrodomésticos a crear productos con mayor eficiencia energética.

.

Para integrar consideraciones medioambientales en los productos y aparatos de uso doméstico, se necesita una reflexión estratégica en todas las etapas de su diseño. Este fue el mensaje difundido en un webinar celebrado recientemente. En este acontecimiento, organizado por el proyecto G.EN.ESI, se presentaron formas nuevas de apoyar el desarrollo de productos de coste rentable y comercialmente viables con un perjuicio medioambiental notablemente inferior.

Ese ha sido el objetivo último y fundamental de G.EN.ESI, que concluye al final de enero de 2015 y en cuyo marco se ha desarrollado una plataforma de ingeniería de software orientada a promover el diseño ecológico y la sostenibilidad de los productos electrónicos y mecatrónicos. Dicha plataforma ofrece a los fabricantes instrumentos con los que evaluar distintas opciones técnicas desde las fases iniciales de diseño y prever sus consecuencias en todo el ciclo de vida de un producto.

El consumo energético se ha erigido en un aspecto fundamental para los fabricantes

El consumo energético se ha erigido en un aspecto fundamental para los fabricantes. No en vano el sector doméstico concentra cerca del veinte por ciento del consumo energético mundial y genera unas emisiones de gases de efecto invernadero superiores al treinta y cinco por ciento del total. Los electrodomésticos son los culpables de buena parte de ese consumo.

.

Ahorro de energía

Por este motivo, al comienzo de 2015 la Unión Europea puso en vigor unas medidas de eficiencia energética destinadas a reducir el consumo en las viviendas que, según cálculos de la Comisión, ahorrarán una cantidad de energía equivalente a la consumida por once millones de hogares al año y abaratarán en 45 euros la factura de la luz de cada vivienda. Entre las medidas se incluye el uso de etiquetas energéticas en los productos y aparatos de cocina vendidos por Internet y el requisito de que diversas máquinas, como las cafeteras, pasen a modo de espera de forma automática.

Por consiguiente, G.EN.ESI responde a una verdadera necesidad en el sector de la fabricación. A la hora de diseñar electrodomésticos nuevos, sus fabricantes deben tener en cuenta los aspectos ecológicos sin mermar la competitividad de sus costes. Desde el proyecto se calcula que las decisiones que se toman en la fase inicial de diseño (por ejemplo, en la fase conceptual) repercuten aproximadamente en entre el setenta y el ochenta por ciento del coste total del producto; de ahí la gran trascendencia de que toda decisión esté bien fundamentada.

La plataforma informática ayudará a los diseñadores de productos a tomar decisiones ecológicas sin perder de vista el aspecto del coste 

Sin embargo, y mientras que ya existen herramientas informáticas avanzadas que facilitan a los diseñadores sus decisiones de índole funcional, estructural y estética, no se dispone de herramientas de uso sencillo enfocadas a la evaluación medioambiental. La plataforma informática surgida del proyecto viene a cubrir esta laguna, puesto que ayudará a los diseñadores de productos a tomar decisiones ecológicas sin perder de vista el aspecto del coste.

Además, esta plataforma se puede integrar plenamente con otras herramientas de diseño y desarrollo como puede ser CAD. Si bien la propuesta del proyecto va enfocada principalmente al campo de los electrodomésticos, sería muy sencillo hacerla extensiva a los productos de mecatrónica. Asimismo, el proyecto supone una contribución al cumplimiento de las normas internacionales de diseño ecológico al proporcionar reglas y directrices para gestionar el proceso de diseño de productos que sean sostenibles y ecológicos.

Al webinar, celebrado el 12 de enero de 2015, acudieron en torno a una treintena de estudiosos académicos y profesionales de la industria. Al inicio del evento se presentó el proyecto G.EN.ESI, y a continuación hubo una exhibición de las herramientas informáticas que se han estado desarrollando. Al término de la sesión hubo un turno de ruegos y preguntas coordinado por Helen Cornwell, de la Universidad de Bath, socio fundamental de G.EN.ESI.

Share