Nanodientes sobre la superficie para conseguir que sea antireflectante

El ICFO desarrolla una superficie de vidrio antibrillo y antireflectante para móviles

.

ICFO / SINC – Si alguna vez ha intentado ver un vídeo en una tableta durante un día soleado, seguramente habrá tenido que inclinarlo en el ángulo correcto para evitar el reflejo del sol o invertir en un filtro especial para poder visualizarlo en condiciones. Ahora, investigadores del Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO), en colaboración con la firma estadounidense Corning Incorporated, han desarrollado una superficie de vidrio erosionada que reduce tanto el resplandor como la reflexión en pantallas de dispositivos móviles. Los resultados del trabajo se han publicado en la revista ACS Appl. Mater. Interfaces

Valerio Pruneri, profesor ICREA en el ICFO Valerio Pruneri como sus colegas eran muy conscientes de los esfuerzos invertidos en el desarrollo de tecnologías relacionadas con las propiedades de antibrillo y antireflejo. “En la era digital, cualquier característica novedosa en un dispositivo le da una ventaja considerable frente a sus competidores”, señala.

Según Pruneri, hasta ahora no se había logrado una pantalla que integre simultáneamente el antibrillo y el antireflejo. Todavía, el consumidor final del producto debe gastar una cantidad adicional para adquirir un filtro o una película, la mayoría de dudosa eficacia que hay que colocar por encima de las pantallas de cristal.

Creación de los nanodientes antireflectantes sobre la superficie antibrillo de vidrio. / ICFO

Creación de los nanodientes antireflectantes sobre la superficie antibrillo de vidrio. / ICFO

El desarrollo del ICFO incluye desarrollos más prometedores implica la fabricación de capas de nanoestructuras antireflectantes en la parte superior de una superficie antibrillo. Pero la técnica actual no funciona bien con el vidrio, el material de elección para muchas pantallas electrónicas, por lo que el equipo dirigido por Pruneri junto con el equipo de Prantik Mazumder en Corning Incorporated decidieron buscar una nueva alternativa.

.

Vidrio erosionado

“Lo que hemos hecho es erosionar la superficie de vidrio con el fin de que pudiera dispersar la luz y a su vez repeler el brillo, sin perjudicar la transparencia de la misma. Luego, implantamos nanodientes sobre la superficie para conseguir que fuera antireflectante”, dice Pruneri.

Además de mejorar estas dos propiedades visuales, los autores también demostraron que la superficie texturizada repelía el agua, imitando los efectos de una hoja de loto.

Aunque la erosión antibrillo protege los nanodientes de vidrio, los investigadores recalcan que aún se necesita continuar investigando para asegurarse de que la superficie lograda pueda soportar el uso continuo y brusco que recibe una pantalla táctil. Añaden que el método es barato y puede ser fácilmente adaptable para uso en la industria.