Meta del Hambre Cero para 2030

El hambre en el mundo afectó en 2017 a 821 millones de personas / Pixabay

Luis Planas: “Conseguir la meta del Hambre Cero en 2030 es un objetivo que debemos lograr”

 

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha clausurado el acto de presentación del Informe SOFI 2018, elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), sobre el estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo.

 

El informe de este año relaciona los resultados con los desafíos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, especialmente con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 2 (Hambre Cero).

Para Luis Planas, conseguir la meta del Hambre Cero en 2030 es posible, “es un objetivo que debemos lograr”. Para ello, la FAO nos anima a trabajar más activamente a escala global, a estimular y reforzar la cooperación económica y técnica con los países en desarrollo y aumentar la conciencia pública sobre el problema del hambre en el mundo.

El ministro también ha asegurado que lograr el Hambre Cero exige un cambio para la transformación de la economía rural

En su intervención, el ministro también ha asegurado que lograr el Hambre Cero exige un cambio para la transformación de la economía rural, ya que el 80% de las personas pobres del mundo vive en zonas rurales, cuya población depende de la agricultura, la pesca o los bosques para su sustento.

El hambre y la subalimentación son un problema “dramático e injusto”, que en 2017 afectó a 821 millones de personas, cifra que ha aumentado por tercer año consecutivo y que nos remite a la situación de hace una década.

 

Informe SOFI de 2018

Según ha explicado el ministro, el informe SOFI de 2018 se ha centrado en la resiliencia climática, ya que la nutrición es muy sensible a los cambios climáticos. El efecto acumulativo de los cambios en el clima está minando la disponibilidad de alimentos, el acceso, la utilización y la estabilidad.

El informe SOFI de 2018 se ha centrado en la resiliencia climática, ya que la nutrición es muy sensible a los cambios climáticos

Planas ha recordado que España firmó, en la última reunión de ministros de Agricultura del G-20, en Buenos Aires, una declaración que implica a los gobiernos firmantes en la lucha contra el hambre a través de la promoción de una agricultura sostenible en sus dimensiones social, económica y ambiental. El objetivo es poder proporcionar a la población, en todo momento, alimentos suficientes, saludables y nutritivos.

Por eso, el ministro ha reafirmado la importancia del suelo como recurso estratégico y la necesidad de mantener suelos saludables, soporte de una agricultura sostenible. También ha señalado el papel decisivo de las tecnologías de la información y la comunicación en el medio rural y la lucha contra el desperdicio alimentario.

 

Compromiso de España

En este contexto, Planas ha indicado que el Gobierno de España trabaja para conseguir las metas del objetivo 2 de la Agenda 2030, tal y como se recoge en el Plan de Acción para la implementación de la Agenda 2030 y en el Examen Nacional voluntario presentado a Naciones Unidas en julio de este año.

Planas ha indicado que el Gobierno de España trabaja para conseguir las metas del objetivo 2 de la Agenda 2030

Asimismo, el Gobierno apoya las recientes iniciativas que han dado lugar al nacimiento de la Alianza Parlamentaria española por el Derecho a la Alimentación y el Observatorio del Derecho a la Alimentación de España, así como de la Plataforma Futuro en Común, como movimiento civil que demuestra el interés de la sociedad ante los desafíos a los que se debe enfrentar la humanidad en los próximos años.

Por último, Planas ha avanzado que los días 29 y 30 de octubre se celebrará en España la “Primera Cumbre Parlamentaria Mundial contra el Hambre y la Malnutrición”, donde se resaltará el papel que el poder legislativo puede jugar en la lucha contra el hambre en el mundo.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí