Modelos de negocio circulares para energía solar

Imagen de andreas160578 en Pixabay

Expertos financiados con fondos europeos están desarrollando modelos de negocio circulares para que los sistemas fotovoltaicos resulten beneficiosos para el medio ambiente, la economía y los usuarios. Persiguen la creación de una industria de la energía solar que utilice más eficientemente los recursos.

 

Cordis / Los sistemas fotovoltaicos siguen expandiéndose más rápidamente que cualquier otra fuente de energía renovable gracias a su capacidad de aprovechar la energía sostenible, limpia y de bajo coste del sol.

Las nuevas capacidades fotovoltaicas instaladas en Europa crecieron un 31 % anual y alcanzaron los 9,2 GW en 2017, según el informe Global Market Outlook 2018-2022 de SolarPower Europe. «Si Europa adopta plenamente el atractivo modelo de negocio de la energía solar de bajo coste, en 2022 el mercado podría alcanzar los 39,1 GW».

Con un aumento tan rápido en el despliegue de la tecnología de la energía solar, la producción de residuos tales como paneles fotovoltaicos desmontados también aumentará

Por otra parte, los recientes avances en las soluciones para el almacenamiento de la energía han impulsado el crecimiento de instalaciones de sistemas de baterías con conexión fotovoltaica. Con un aumento tan rápido en el despliegue de la tecnología de la energía solar, la producción de residuos tales como paneles fotovoltaicos desmontados también aumentará.

La Agencia Internacional de Energías Renovables estima que los residuos de paneles fotovoltaicos ascenderán a entre 1,7 y 8 millones de toneladas para 2030 y a entre 60 y 78 millones de toneladas para 2050, en términos acumulativos.

El proyecto CIRCUSOL, financiado con fondos europeos, está abordando este problema mediante el desarrollo y demostración de modelos empresariales del sistema de servicios de productos (PSS, por sus siglas en inglés) para el sector de la energía solar.

El PSS, dedicado a vender servicios y rendimiento en lugar de productos, suele verse como un medio para aplicar una economía circular, donde la actividad económica se desliga del consumo de recursos y los residuos se minimizan.

La Agencia Internacional de Energías Renovables estima que los residuos de paneles fotovoltaicos ascenderán a entre 1,7 y 8 millones de toneladas para 2030

Tal y como se explica en el sitio web del proyecto: «En la actualidad, por defecto, el proveedor vende nuevos paneles fotovoltaicos y baterías al usuario. Seguidamente, este gestiona la generación y el almacenamiento de la energía solar. Cuando la vida útil en el emplazamiento de los paneles fotovoltaicos / las baterías llega a su fin, pasan a formar parte del flujo de residuos y se reciclan o eliminan».

A lo que se añade: «En los modelos del PSS previstos por CIRCUSOL, el proveedor proporciona la generación y el almacenamiento de la energía solar al usuario como servicio. Los paneles fotovoltaicos y las baterías se instalan en el emplazamiento del usuario, pero el proveedor sigue siendo su propietario y el responsable de su funcionamiento óptimo. Cuando su vida útil en el emplazamiento llega a su fin, el proveedor los retira y decide si se les puede dar una segunda vida e instalarse en algún otro lugar o bien si deben someterse a reciclado».

 

Los retos del reciclado fotovoltaico

Un equipo de investigadores apoyados por CIRCUSOL y PVMINDS, otro proyecto financiado con fondos europeos, ha examinado las cuestiones relacionadas con el reciclaje y la reparación o el reacondicionamiento de los módulos fotovoltaicos desmontados o degradados así como su nueva puesta en funcionamiento (módulos fotovoltaicos en segunda vida).

El estudio se publicó en la revista «Progress in Photovoltaics» y en él se señalan los «considerables conocimientos tecnológicos y operativos en la gestión de residuos fotovoltaicos que han llegado al fin de su vida útil que ya existen y que no dejan de desarrollarse en los mercados fotovoltaicos asentados».

Dos proyectos han examinado las cuestiones relacionadas con el reciclaje y la reparación o el reacondicionamiento de los módulos fotovoltaicos desmontados o degradado

Y se añade: «Por otro lado, la investigación y desarrollo (I+D) en reparación/reacondicionamiento de módulos fotovoltaicos desmontados o defectuosos sigue siendo escasa, y ni las mejores prácticas ni los servicios comerciales para las pruebas de fiabilidad / la recertificación y el comercio de módulos fotovoltaicos en segunda vida están normalizados ni consolidados en ningún PSS o modelo empresarial».

El proyecto en curso CIRCUSOL (Circular business models for the solar power industry) validará modelos de servicios solares circulares en Bélgica, Francia y Suiza, con cinco demostradores a gran escala en los segmentos de mercado residencial, comercial y de servicio público.

El proyecto PVMINDS (Bottom-up PV module energy yield and integrated reliability model for site-specific design optimization), cuya finalización está prevista para 2020, está desarrollando un modelo de fiabilidad ascendente para modos de fallos/degradación fotovoltaicos seleccionados.

La fiabilidad de los módulos fotovoltaicos es crucial para la predictibilidad de la producción de energía y la consiguiente reducción de los costes de electricidad.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí