Modelos neurobiológicos estudian la depresión

Depresión / Pixabay

El Trastorno Depresivo afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo y es la principal causa de discapacidad. La tristeza, la pérdida de interés o la falta de concentración son algunos de los síntomas que caracterizan esta enfermedad. Existe tratamiento y si se sigue de forma correcta, el trastorno puede remitir.

 

UPF / El trastorno depresivo mayor (en inglés MDD, Mayor Depressive Disorder) es una enfermedad psiquiátrica severa con elevadas tasas de incidencia y recurrencia, especialmente en pacientes con múltiples episodios anteriores.

Los pacientes con historia clínica de haber sufrido de depresión mayor mostraron una disminución de conectividad funcional cerebral

El estudio de la conectividad funcional cerebral muestra las interacciones que se producen entre las diferentes regiones del cerebro. La conectividad funcional ha mostrado ser especialmente relevante clínicamente en varias enfermedades mentales. Son escasos los modelos neurobiológicos que explican la vulnerabilidad del trastorno depresivo mayor (MDD) y los estudios existentes realizados principalmente con resonancia magnética funcional examinan la conectividad funcional estática y no la dinámica.

Dado que la conectividad funcional evoluciona constantemente a lo largo del tiempo, autores de un trabajo publicado en Human Brain Mapping han evaluado el comportamiento de la conectividad funcional dinámica en pacientes con diagnóstico de MDD susceptibles de sufrir nuevos episodios de depresión. En esta investigación ha participado Gustavo Deco, profesor de investigación ICREA del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) y director del Centro de Cognición y Cerebro (CBC) de la UPF, conjuntamente con investigadores vinculados a centros de Alemania, Dinamarca, Holanda, Portugal y Reino Unido y UEA.

Los autores han considerado relevante estudiar la conectividad funcional dinámica mediante un método desarrollado recientemente (LEiDA)

Los autores han considerado relevante estudiar la conectividad funcional dinámica mediante un método desarrollado recientemente (LEiDA), para evaluar esta variable en pacientes con antecedentes de depresión mayor. La muestra en estudio ha consistido en 51 personas en tratamiento con antidepresivos libres de depresión mayor, pero vulnerables a sufrir más episodios, en comparación con 35 personas sin trastorno, que han actuado como grupo control. En ambos grupos los investigadores examinaron las diferencias de ocurrencia, duración y perfiles de conmutación de los estados de la funcionalidad conectiva tras inducirles emociones neutras o de tristeza.

Los pacientes con historia clínica de haber sufrido depresión mayor (MDD) mostraron una disminución de conectividad funcional en una extensa red que conecta áreas frontales importantes para el control cognitivo con redes implicadas en el procesamiento emocional y autorreferencial.

Datos temporales de conectividad funcional recurrente obtenidas mediante Leading Eigenvector Dynamics Analysis (LEiDA). / UPF

Las diferencias en la conectividad funcional entre pacientes y controles disminuyeron después de inducirles mal humor. Ahora bien, la duración de la tristeza inducida fue mayor en aquellos pacientes en remisión de depresión, que en el grupo control.

“Nuestros descubrimientos sugieren que, en estado emocional neutro, en pacientes en tratamiento con antidepresivos pero libres de depresión mayor, se observa una reducción en la capacidad de acceso a una red de control relevante relacionada con la interacción de la atención orientada externa e internamente. Al recuperarse de un estado emocional de tristeza, parece que los pacientes MDD recurrentes en remisión utilizan un mecanismo compensatorio para acceder a este estado de la conectividad funcional cerebral.

Las diferencias en la conectividad funcional entre pacientes y controles disminuyeron después de inducirles mal humor

Por tanto, este estudio proporciona un nuevo perfil neurobiológico de vulnerabilidad en pacientes con trastorno depresivo mayor (MDD). Además, este nuevo marco para explorar la conectividad funcional dinámica se podría extender a otras enfermedades relacionadas con la conectividad patológica del estado de reposo cerebral. En general, estos resultados sugieren que los pacientes remitidos por MDD, pero con un riesgo elevado de recurrencia, presentan una disminución de la capacidad y la flexibilidad para acceder a una red de control relevante relacionada con la interacción entre procesamiento emocional y atención y atención autorreferencial.

Referencia bibliográfica: 
Caroline A. Figueroa, Joana Cabral, Roel J. T. Mocking, Kristina M. Rapuano, Tim J. van Hartevelt, Gustavo Deco, Paul Expert, Aart H. Schene, Morten L. Kringelbach, Henricus G. Ruhé (2019), “Altered ability to access a clinically relevant control network in patients remitted from major depressive disorder”, Human Brain Mapping, edición online del 12 de marzo, https://doi.org/10.1002/hbm.24559

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí