Monsieur d’Artagnan

Poco se sabe del d’Artagnan histórico, cuya biografía real no coincide, ciertamente, con las aventuras de la ficción novelesca, aunque sí guarda ciertas analogías formales

Tal día como hoy… 25 de junio de 1673 moría Monsieur d’Artagnan

.

El 25 de junio de 1673 moría en Maastricht, a consecuencia del disparo de un soldado enemigo, el capitán Charles de Batz-Castelmore. El nombre seguro que no dice mucho de entrada, pero si añadimos que era mosquetero del rey de Francia y que se hacía llamar Monsieur d’Artagnan –por haber adoptado el apellido del linaje de su madre-, resulta entonces que nos las tenemos con el personaje que inspiró a Alejandro Dumas su personaje de d’Artagnan, el protagonista de la trilogía de ‘Los tres mosqueteros’ (1844), ‘Veinte años después’ (1845) y ‘El vizconde de Bragelogne’ (1848).

.

CV / En realidad, la inspiración del personaje de d’Artagnan le vino a Dumas de la lectura de ‘Mémoires de Monsieur d’Artagnan, capitaine lieutenant de la première compagnie des Mousquetaires du Roi’, obra publicada en 1700 por un tal Gatien de Courtiz de Sandras, un exmosquetero reconvertido a escritor, que probablemente habría oído hablar del personaje o incluso quizás le pudo conocer personalmente. Más allá de este ensayo, poco más se sabe del d’Artagnan histórico, cuya biografía real no coincide, ciertamente, con las aventuras de la ficción novelesca, aunque sí guarda ciertas analogías formales.

Participó en la vigilancia y detención del ministro Fouquet, sobre quien algunos han especulado que pudo ser el verdadero portador de la citada máscara…

Así, el d’Artagnan histórico era también gascón y habría nacido hacia el año 1611, y fue por la antigua relación entre su tío –no su padre como en la novela- Henry de Montesquiou y el conde de Tréville que accedió al cuerpo de mosqueteros. Dumas sitúa su ingreso en el cuerpo en tiempos del Cardenal Richelieu, pero el realidad fue algo más tarde, ya con Mazarino. Y si bien no consta que estuviera realmente en el sitio de La Rochelle, sí parece que participó en la guerra con España en Cataluña. Igualmente, si bien no viajó a Inglaterra para recuperar los herretes que la reina Ana de Austria le había regalado algo descuidadamente a su amante el duque de Buckingham, ni deshizo la conjura de la Máscara de Hierro –un tema legendario recuperado por Dumas-, sí participó, en cambio, en la vigilancia y detención del ministro Fouquet, sobre quien algunos han especulado que pudo ser el verdadero portador de la citada máscara…

Y mientras que en la ficción d’Artagnan y sus tres mosqueteros reclamaron los servicios del verdugo de Lille para ejecutar a la perversa Milady de Winter, sí parece que el propio d’Artagnan fue un tiempo gobernador de dicha ciudad.  Finalmente, la muerte novelesca coincide geográficamente con la biográfica: cayó víctima de un balazo holandés en Maastricht, aunque sin haber recibido instantes antes el bastón de mariscal.

Tampoco se sabe nada de sus amigos Athos, Porthos y Aramis, que acaso Dumas podría haber creado evocando las figuras de sus dos hermanos mayores, que ya eran mosqueteros cuando el joven d’Artagnan llegó a París. En resumen, una biografía bastante normal en un hombre de armas de la pequeña nobleza provinciana, sin detalles excepcionales que vayan más allá de haber servido para crear a su homónimo literario universal, sin duda el verdadero d’Artagnan.

.

También un 25 de junio se cumplen estas otras efemérides

.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí