Monty Python’s Flying Circus

Tal día como hoy… 5 de octubre de 1969 se estrenaba en la BBC el primer capítulo de Monty Python’s Flying Circus

 

El 5 de octubre de 1969 se estrenaba en la BBC el primer capítulo de Monty Python’s Flying Circus, el programa que revolucionó el humor y catapultó hacia la fama al grupo Monty Python, que se pasó luego al cine con películas tan memorables como ‘Los caballeros de la Mesa Cuadrada’ (1975) y  ‘La vida de Brian’ (1979). El programa se emitió desde octubre de 1969 hasta el 5 de diciembre de 1974, totalizando 45 episodios repartidos en 4 temporadas.

 

CV / En realidad, Monty Python se constituyó como grupo precisamente para acometer el programa. De sus seis miembros, Graham Chapman, John Cleese y Eric Idle se conocieron de estudiantes participando en el grupo de teatro de la Universidad de Cambridge; lo mismo reza para Michael Palin y Terry Jones, en la de Oxford. El sexto miembro del grupo, el «americano» Terry Gillian, conoció a Cleese en Nueva York, durante una gira de los Cambridge University Footlights por los EEUU.

La BBC consideró que su propuesta inicial, Monty Python’s Flying Circus era un nombre muy poco apropiado, pero al final cedió

Tras su etapa estudiantil, protagonizaron por separado algunos programas éxito –Idle, Palin, Jones y Gillian, por un lado, y Chapman y Cleese a dúo por el otro- hasta que se les ofreció lo que fue el Flying Circus. Pero no fue fácil dar con el nombre. La BBC consideró que su propuesta inicial, Monty Python’s Flying Circus era un nombre muy poco apropiado, pero al final cedió.

En lo referente al nombre del grupo, Monty Python, se ha especulado con varias «inspiraciones», a las que los propios integrantes del grupo contribuyeron, sin duda algo burlescamente. ‘Monty’ pudo ser una parodia del apodo del general Montgomery –el venerado mariscal de la II Guerra Mundial-, o el cliente asiduo de un pub que Idle debía también frecuentar con cierta reiteración, ya que de otro modo no hubiera sabido que los clientes preguntaban al entrar: “¿Ha llegado ya Monty?”.Python’, a su vez, refiere en inglés a algo así como «matute», «chanchullero»… La propia BBC dijo que  ‘Monty Python’ fue una denominación “…concebida por el grupo como el nombre perfecto para un agente de talentos corrupto”. Otras veces decían que eligieron este nombre porque era eufónico… El caso es que cuajó. Acabaron incluso acuñando un término actualmente recogido en el léxico de la lengua inglesa: «Pythonesque».

Michael Palin, Terry Gilliam, Terry Jones, Eric Idle y John Cleese. /  Eduardo Unda-Sanzana – Flickr

Puestos a definir, el humor irreverente, vitriólico, mordaz, procaz y, sobre todo, genial de los Monty Python, vendría a ser una suerte de feliz síntesis entre el humor inglés clásico y el del absurdo de los Hermanos Marx, todo ello debidamente actualizado.

Su humor vendría a ser una suerte de feliz síntesis entre el humor inglés clásico y el del absurdo de los Hermanos Marx, todo ello debidamente actualizado

¿Cómo entender sino el desternillante diálogo entre un padre obrero que habla como un intelectual y su hijo intelectual que habla como un obrero, protagonizado por Cleese y Chapman?

O cuando, en ‘La vida de Brian’, en plena reunión de una ultrarradical organización de liberación judía que lucha a muerte contra los romanos, y ante las preguntas pelmazas de un militante algo cenutrio, el «pope» Cleese clama ante la asamblea de fanáticos atrabiliaros: “¡Muy bien! Pero aparte de acueductos, agua potable, carreteras, alcantarillas, hospitales, seguridad pública, espectáculos y escuelas ¿Qué más han hecho los romanos en Palestina? ¿Eh? ¿Qué más? ¡Nada!”. Genial sin más, y rabiosamente actual…

O qué decir de Brian (Chapman) sorprendido por la patrulla nocturna romana mientras graffiteaba «Romanes eunt domus» -Romans go home!-, y topa con un centurión erudito que se indigna por las incorreciones sintácticas y gramaticales, obligándole, «gladius» en mano, a escribirlo correctamente en latín: Romani ite domum (!)

Las aceradas sátiras de Monty Python abarcaron los más variados lugares comunes de la cultura occidental. Pocos les quedaron por abordar

Las aceradas sátiras de Monty Python abarcaron los más variados lugares comunes de la cultura occidental. Pocos les quedaron por abordar. En ‘Los caballeros de la Mesa Cuadrada’ fueron los mitos artúricos y, de paso, el enigma de la esfinge, el caballo de Troya, el voto de castidad, las brujas, el fanatismo la escolástica y hasta los reportajes televisivos históricos de la BBC…

Luego, en la que está considerada su mejor película, ‘La vida de Brian’, «toparon» con la Iglesia; es decir, con los hipersensibles fanáticos de siempre, que no faltan en ninguna parte. Se trataba de un infeliz que nace el mismo día que Jesucristo en un portal de al lado, al cual confundirán con el auténtico Mesías, hasta que acaba crucificado. A lo largo de la película, los Python se mofan del sectarismo de la izquierda revolucionaria, del feminismo radical, del provincianismo nacionalista, de los gobernantes estultos… pero no fue nada en comparación con la reacción de los fanáticos religiosos, que consideraron el filme un insulto blasfemo.

La película fue prohibida en Irlanda, en Noruega, en algunos estados de los EEUU y en algunas ciudades inglesas… Con las inevitables manifestaciones de orates, azuzados por los granujas de siempre, frente a los cines donde se  proyectaba. Una auténtica parodia real de lo que ocurría, por cierto, dentro de la película…

Fiel a su envidiable tradición, la BBC organizó un debate televisivo entre las partes. Por parte de los Python asistieron John Cleese y Michael Palin, por la parte agraviada, el obispo y teólogo anglicano Mervyn Stockwood y el periodista católico militante Malcolm Muggeridge –los viejos enemigos unidos contra el peligro común-. Ganaron los Python por goleada. Es que provenían de Oxford y Cambridge…

Monty Python se deshizo como grupo en 1983. Sus componentes siguieron colaborando en diferentes películas

La Iglesia anglicana consideró que el filme era herético, blasfemo, satírico e irreverente. Pues sí, todo esto era, además de genial.

Monty Python se deshizo como grupo en 1983. Sus componentes siguieron colaborando en diferentes películas. Graham Chapman falleció en 1989. Sus antiguos compañeros le dedicaron en el funeral la canción final de ‘La vida de Brian’, compuesta por Idle: ‘Always look on the bright side of life’.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí