Gracias al profesor Jorge Wagenswerg

El profesor Jorge Wagensberg junto a Pep Bou en un espectáculo familiar en el Cosmocaixa de Barcelona / Imagen: Cosmocaixa

Jorge Wagensberg, un activo divulgador de ciencia y arte

.

El 3 de marzo falleció a los 69 años, Jorge Wagensberg, uno de los divulgadores científicos más destacados de España. Entre sus muchos logros destaca la creación del museo de la ciencia de la Fundación “laCaixa”, en Barcelona, del que lideró su renovación con el nacimiento en 2004 de CosmoCaixa, con sedes en Barcelona y Madrid. Actualmente estaba al frente de la dirección artística del Museo Hermitage de Barcelona, incorporando ciencia y arte para nuestra sociedad.

.

Jorge Wagensberg
Jorge Wagensberg /
Imagen: © Ivan Giménez – Tusquets Editores

CV /  Jorge Wagensberg, nacido en Barcelona en 1948, falleció el 3 de marzo de 2018 a la edad de 69 años. Estudió Física en la Universidad de Barcelona, institución en la que también obtuvo su doctorado.

Licenciado y doctorado en Física, obtuvo el premio extraordinario por la Universidad de Barcelona, donde fue profesor de Teoría de los Procesos Irreversibles en la Facultad de Física desde 1971 hasta 2016. Asimismo, Wagensberg fue autor de múltiples trabajos científicos editados en publicaciones internacionales especializadas, y también de una extensa obra de divulgación científica.

Wagensberg también creó y dirigió, de 1991 a 2005, el Museo de la Ciencia de la Fundación laCaixa, cuya renovación lideró hasta convertirlo en el actual CosmoCaixa, un referente mundial de los museos sobre ciencia, con sede en Barcelona y Madrid.  La Universidad de Lleida lo declaró doctor honoris causa (2010) y también fue profesor invitado en la Danube University Krems (Austria).

En la actualidad se encontraba liderando la dirección de arte del museo Hermitage de Barcelona, inspirando la figura del “hombre creador” que atesora un híbrido entre ciencia y arte, un proyecto controvertido para los vecinos y el ayuntamiento. Varias asociaciones lanzaron en diciembre de 2017 un manifiesto común contra el museo, alegando la turistificación del barrio y oponiéndose por ello al proyecto que Wagensberg no ha podido ver culminado.

.

Científico, autor y editor

Como científico, Wagensberg hizo aportaciones a la producción de pensamiento científico, en distintos campos, como: termodinámica del no-equilibrio, termodinámica de cultivos microbiológicos, la simulación de Montecarlo, biología teórica, entomologíatafonomía, filosofía de la ciencia y museología científica en revistas especializadas.

También fue autor de ensayos periodísticos, una veintena de libros y un centenar de trabajos de investigación sobre termodinámica, matemática, biofísica, microbiología, paleontología,  y filosofía de la ciencia.

En 1983 fundó la colección de libros “Metatemas” (“libros para pensar la ciencia”) de la editorial Tusquets, de la que es editor desde entonces. La colección, dedicada al pensamiento científico ha publicado más de un centenar de títulos. Wagensberg fue, además, autor de numerosos aforismos, publicados en periódicos (especialmente en El País) y en libros recopilatorios, como Más árboles que ramas (Tusquets, 2012).

.

Recuerdos inmejorables de un poeta científico

Eva Serra / Conocí a Jorge Wagensberg siendo una joven periodista que se acercaba al entonces también joven Museo de la Ciencia de Barcelona, embrión del actual CosmoCaixa. En aquel momento el museo tenía dedicada una exposición al proceso de desertificación de la Amazonia, con grandes paneles interactivos que iban mostrando cómo el bosque tropical más extenso del mundo corría el peligro de desaparecer, todo ello bajo un despliegue audiovisual apto para cualquier curioso sin conocimientos científicos. Hoy en día esto es habitual pero en aquel momento un museo así sorprendía por su capacidad divulgativa en la utilización de nuevas tecnologías, algo que su director marcó de manera habitual para acercar la ciencia a la ciudadanía.

Sus conocimientos y la claridad al explicarlos eran tales que al salir tuve la certeza de que la divulgación científica me acompañaría en mi profesión unida al entusiasmo que supo contagiarme

A pesar de mi escasa experiencia Jorge Wagensberg me recibió con la cordialidad y la cercanía con que algunos políticos no acostumbraban a hacer. Sus conocimientos y la claridad al explicarlos eran tales que al salir tuve la certeza de que la divulgación científica me acompañaría en mi profesión unida al entusiasmo que supo contagiarme. La generosidad de su trato humano también le llevó a invitarme a un viaje por la Amazonia que preparaba junto a otros periodistas, algo que me alegró enormemente de entrada pero que tuve finalmente que rechazar debido a mi extrema alergia a las picaduras de insectos, amenaza más que probable de aquel viaje que Wagensberg me confirmó tras consultarle.

Años después tuve el placer de entrevistarlo un par de ocasiones más. Su carácter pacífico y entusiasta así como su proximidad eran las mismas que recordaba de aquella primera vez. En la última y tercera entrevista que le hice, en el año 2006, Wagensberg se adentraba en el binomio ciencia-arte, propuesta que hoy deja como legado de su último proyecto como director artístico del museo del Hermitage de Barcelona pero también una reflexión que me transmitió en una de sus respuestas y que se ha convertido en el núcleo de esta publicación:

“En un sistema democrático, directa o indirectamente, las decisiones políticas se toman mirando en aquello que piensa la opinión pública. Solamente el conocimiento científico nos puede ayudar porque su causa final es comprender la realidad y la tecnología con el mismo método pretende transformarla”.

Gracias profesor Wagensberg.

.

Mi última entrevista con Jorge Wagensberg:

.

.

..

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí