Muestra de simbología franquista en la Modelo

Rotulación franquista de las calles, en el barrio del Clot (Barcelona, 27 de marzo de 1977). Foto: Robert Ramos

La Modelo acoge una instalación con las placas de vivienda franquista retiradas de la ciudad de Barcelona

 

La antigua cárcel Modelo de Barcelona acoge la exposición itinerante «Deconstruir el Franquismo. Símbolos de la Dictadura en Barcelona», promovida por el Comisionado de Programas de Memoria del Ayuntamiento de Barcelona y el Observatorio Europeo de Memorias (EUROM) de la Fundación Solidaridad de la Universidad de Barcelona.

 

UB / La muestra recoge piezas originales y documentación de la simbología franquista de la ciudad, entre las que destacan más de 160 placas de vivienda que el consistorio ha retirado recientemente. Además, una cartografía interactiva permite localizar gran parte de las placas de vivienda en el territorio, así como identificar diversos espacios de represión y control, monumentos y nomenclátor del franquismo.

La muestra recoge piezas originales y documentación de la simbología franquista de la ciudad, entre las que destacan más de 160 placas de vivienda

La presentación de la muestra tendrá lugar hoy martes, 12 de marzo, a las 18 h, con la participación de los dos comisarios del proyecto, Jordi Guixé, director del EUROM, y Núria Ricart, profesora de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona, ​​y del Comisionado de Programas de Memoria del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Ricard Vinyes. La instalación estará abierta al público a partir del viernes 15 de marzo y se podrá visitar los viernes de 15 a 18 h, y los sábados de 10 a 18 h, hasta el 15 de junio.

La represión de la dictadura adoptó muchas formas a la hora de hacerse presente en las ciudades. Una de ellas fue el uso extensivo de la simbología franquista, que establecía una jerarquía de control territorial. Esta práctica se hacía visible en los nombres de las calles, en las políticas de vivienda, en los monumentos, y muy especialmente en los espacios de control y represión del régimen. Muchos de los elementos empleados para tal fin han desaparecido, han sido eliminados, almacenados o bien resignificados durante la democracia por la sociedad civil y por administraciones locales.

Nueva nomenglatura que sustituye a la anterior (foto de portada) / Foto: Robert Ramos

A partir de la llamada Ley de la memoria histórica ​​del año 2007, los símbolos de la dictadura deberían haberse suprimido de nuestro espacio público. Pero no siempre ha sido así. El objetivo de esta exposición es interpretar la violencia real y simbólica de la dictadura franquista e interpelar sobre ella sin caer en ambigüedades sobre su iconografía fascista.

Desarrollada a partir de una idea original de Jordi Guixé y Núria Ricart, esta iniciativa tiene el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, ​​el proyecto Arte Público y Memoria (HAR2017-84322-P) y el programa Europe for Citizens de la Comisión Europea.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí