Los resultados indicaron una mejora promedio del 17,2% al final del experimento / UPF

La música podría aliviar la depresión en personas de edad avanzada, indica un estudio piloto

.

Un trabajo publicado en Frontiers in Neuroscience por investigadores de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) presenta los resultados de una investigación en la que un grupo de personas, según su estado emocional, manipulan parámetros expresivos en interpretaciones musicales.

.

UPF / La valoración del experimento se ha hecho por el método de neurofeedback EEG, es decir, se ha registrado y analizado la actividad del cerebro durante la experiencia. En este trabajo se muestran los resultados de aplicar este método en un ensayo clínico piloto con el objetivo de aliviar la depresión en personas de edad avanzada.

Participaron en el estudio de neurofeedback diez personas adultas, nueve mujeres y un hombre, de 84 años de promedio, con diagnóstico de depresión. El estudio constó de diez sesiones, dos cada semana, de una duración de 15 minutos cada una.

Se ha registrado y analizado la actividad del cerebro durante la experiencia

Se ha registrado y analizado la actividad del cerebro durante la experiencia / UPF

La investigación se ha llevado a cabo conjuntamente por investigadores de los departamentos de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Ramírez, Giraldo i Vamvakousis) y de Comunicación (Palencia-Lefler) de la UPF.

.

El volumen y el tempo de la música aumentaban según la actividad cerebral

Para el estudio, se pidió a los participantes que se sentaran en una silla cómoda, frente a dos altavoces, con los ojos cerrados para evitar el movimiento durante el experimento. Seguidamente, los sujetos escucharon piezas musicales preseleccionadas de acuerdo con sus preferencias musicales. Se programó el sistema de modo que a medida que los oyentes mostraban más excitación, la intensidad de la música se incrementaba y también, cuando mostraban actitudes más positivas, el tempo musical iba en aumento. En cada sesión se estimó la actividad cerebral mediante electroencefalografía.

A seis participantes se les aplicó, al principio y al final del estudio, el cuestionario BDI de depresión. El test de depresión de Beck (BDI) es el cuestionario más utilizado en el ámbito de la psicología y consta de 21 ítems que miden la severidad de la depresión, en adultos y adolescentes mayores de 13 años.

Los resultados indicaron una mejora promedio del 17,2% al final del experimento. Además, los datos fisiológicos de electroencefalografía mostraron una decremento significativo en la actividad del lóbulo frontal izquierdo de la corteza cerebral, lo que “podría ser interpretado como una mejoría del trastorno depresivo de estos enfermos”, han valorado los autores del trabajo.

.

Trabajo de referencia:

Rafael Ramírez, Manel Palencia-Lefler, Sergio Giraldo y Zacharias Vamvakousis (2015), “Musical neurofeedback for treating depresión in elderly people“, Frontiers in Neuroscience, 9: 354. Doi: 10.3389 / fnins.2015.00354.

.

 

Share