Niños “desconectados”

“Todo aprendizaje humano proviene de personas que han asumido riesgos”, recuerda Stepehn Moss

“Si no dejas a tu hijo asumir riesgos nunca sabrá lo que es la libertad”

.

El naturalista y productor de TV, Stephen Moss, explicó la importancia de que los niños estén conectados con la naturaleza, en un momento en el que estar encerrados en una habitación con ordenador es lo más habitual. “Hay que reconectar a los niños con el exterior y el mundo natural, para que conozcan la libertad y la aventura“, dice en esta entrevista.

.

UPF / Después de haber tenido cinco hijos propios, se dedica también a hacer charlas sobre la importancia de volver a conectar a los niños con el mundo natural. Ha escrito el informelibro “Natural Childhood” sobre esta temática. Ha venido al Congreso EECERA, sobre investigación en educación infantil, que ha tenido lugar en el campus de Bellaterra del 7 al 10 de septiembre, para impartir la charla titulada “Gestión del riesgo en un mundo temeroso: ¿Por qué los niños necesitan un sentido de la aventura?”

.
¿Qué es lo que ha explicado en su conferencia?

Pues básicamente que los niños y niñas de hoy en día están menos conectados con el exterior y con el mundo natural que nunca. Miran mucho la televisión y se conectan a Internet, pero rara vez pasan tiempo al aire libre, disfrutando del juego no estructurado. Las actividades en el interior de las casas se han convertido en la norma. De la misma manera que sus padres y los compañeros también ven que estar encerrados entre cuatro paredes es “normal”, mientras que estar al aire libre está lleno de miedos y peligros.

.

¿Cuál es el problema que ve actualmente en nuestros niños y niñas?

“Nuestros niños nunca han estado tan desconectados de la naturaleza como hasta ahora”

Nuestros niños nunca han estado tan desconectados de la naturaleza como hasta ahora. La mayoría de ellos no han subido a un árbol ni han cazado mariposas. Yo, que soy de la generación de los 60, tuve la suerte de jugar mucho en la calle y estar todo el día corriendo entre árboles. A mí cuando me castigaban me decían “¡a la habitación!”, que era un lugar aburridísimo; ahora, los niños tienen habitaciones con televisores, ordenadores, tablets … que te llevan a muchos lugares, y para ellos es un premio estar encerrados en la habitación.

.

Y cuál es el verdadero peligro, entonces?

El verdadero peligro está en no permitir a los niños la libertad de jugar al aire libre y explorar el mundo que los rodea. Estamos criando generaciones de niños que no pueden evaluar el riesgo y hacer juicios razonables sobre el mundo. Los tenemos tan sobreprotegidos que los limitamos. Los privamos de conocer y explorar por sí mismos todo lo que les rodea. Si no dejas a tu hijo asumir riesgos nunca sabrá lo que es la libertad y la aventura. El miedo es la fuerza más potente que hace que los niños no disfruten de la libertad. No los dejemos ir solos por la calle ni ir solos a la escuela. Y en cambio, los cerramos en la habitación, cuando por Internet hay más peligros que jugando en el bosque o en la calle. ¿Cómo contactan los pederastas con sus víctimas? Por Internet. Si permitimos a los niños tener una libertad medida y que no estén todo el día entre algodones, los niños acabarán creciendo como personas maduras y saludables. De hecho, todo aprendizaje humano proviene de personas que han asumido riesgos. Esto les hará mejores personas y la sociedad saldrá beneficiada por tener individuos más sanos y libres.

.

¿Hay algunos impedimentos a todo esto: el tráfico en las grandes ciudades, por ejemplo, no?

El miedo es la fuerza más potente que hace que los niños no disfruten de la libertad

Sí, hay que cambiar cosas, en este sentido. Se está pidiendo en muchos países que se limite la velocidad en las zonas donde hay escuelas, que se cierre el tráfico unas horas al día en diferentes calles del centro de grandes ciudades para que los niños puedan jugar (en Bristol, por ejemplo), que se permita a los niños de una determinada edad ir solos a la escuela (¡sin que ello conlleve avisar a los servicios sociales o a la policía!).

.

En un país como el nuestro, en el que las ratios maestro/niño en una escuela son muy altas, cómo se puede introducir esta conexión de la naturaleza con los niños?

Bueno, en Gran Bretaña también pasa. Son ratios de 20 alumnos por maestro. Es necesario introducir algunas medidas. Se necesitan profesores ayudantes y dividir la clase en pequeños grupos. Se puede hacer, pero entiendo que es difícil para el profesor.

.

¿Es una cuestión de tener más recursos económicos?

Seguramente ayudaría pero quizá no se puede empezar por pequeñas cosas… Se puede enseñar fuera al aire libre lo mismo que se haría en el aula, pero hacerlo en un espacio abierto. En Barcelona incluso lo podéis hacer mejor que en Gran Bretaña, con la espléndida climatología que tenéis! Los niños se concentran mejor, están más atentos y se sienten más motivados si salen al exterior a hacer la clase que si están siempre cerrados en el aula.

.

Si comparamos lo que está pasando en los diferentes países del mundo en este tema, ¿cómo está esta situación?

Lo que veo es que en Gran Bretaña, y quizás también en Estados Unidos, la mayoría de profesores y sociedad civil le dan mucha importancia al cuidado del medio ambiente y el mundo natural, mucho más que en otros países como España o Italia. Y en eso, la verdad, vamos un paso adelante nosotros. En mi país todo el mundo tiene claro que estar cerca de la naturaleza es saludable, confortable y necesario para la persona.

.

Sobre todo lo que ha dicho ¿podemos deducir que un niño crece mejor en un pueblo que en una ciudad?

Bueno, yo creo que hay grandes zonas verdes y espacios naturales en muchas ciudades que también permiten que los niños crezcan conectados a la naturaleza. En muchas ciudades de Inglaterra es así, y en Barcelona también. Hay grandes parques o espacios naturales que permiten que el niño pueda subir o esconderse en un árbol, hacer una cabaña o hacer la “croqueta” en una montañita. Como el 80% de nuestros niños viven en ciudades lo que hace falta es mejorar las ciudades para dotarlas de más espacios naturales.

.

Los adolescentes son más reacios a todo esto, quizás no?

Está comprobado que si tú introduces el respeto por la naturaleza y el amor por el mundo natural en un niño antes de los 12 años, esto se mantiene cuando éste se hace adulto. Pero si lo intentas cuando tiene 16 años ya es imposible de arreglar. Por eso lo tienes que intentar antes de los 12.

El principal problema actualmente es luchar contra las fuerzas de la comercialización

.

¿Cuáles son los beneficios obtienen los niños que están en contacto con la naturaleza?

Son niños más equilibrados, saludables físicamente, tienen mejor salud mental, tienen una mente abierta porque ven que el mundo no se puede controlar (no puedes controlar el vuelo de un pájaro ni el tiempo que va a hacer, por ejemplo), están conectados con las estaciones y la climatolología, y comprenden que nosotros, las personas, somos parte de la naturaleza, somos uno más, y que hay que respetarla y cuidarla. También les hace despertar la curiosidad y el riesgo. Sin embargo y a pesar de ello, los niños y niñas se enfrentan hoy ante una fuerza mayor que deben superar…

.
¿Cuál es esa fuerza?

El principal problema actualmente es luchar contra las fuerzas de la comercialización. Si se quedan en casa jugando a la play o mirando la televisión, seguro que te pedirán cosas que valen dinero y querrán ir a pasar la tarde a un centro comercial. Si los llevas al bosque o al parque, seguro que no verán la necesidad de ir al centro comercial a comprar esto o aquello.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí