Novedades sobre los sarcófagos fenicios de Cádiz

Experta analizando las muestras. / F. Descubre

Un estudio dirigido por la profesora Ana Mª Niveau de Villedary de la Universidad de Cádiz concluye que los restos óseos procedentes de la tumba masculina, situado en el Museo de Cádiz, no se corresponden con los originales. Este trabajo se ha realizado dentro de una investigación más amplia sobre la caracterización de la población fenicia gaditana, a través de análisis del ADN en el que se incluyeron los restos provenientes de los dos sepulcros fenicios hallados en Cádiz.

 

Fuente: Universidad de Cádiz

Investigadoras de la Universidad de Cádiz del grupo ‘Phoenix Mediterranea’, dirigido por la profesora Ana Mª Niveau de Villedary, han publicado en el último número de la revista Zephyrus, del departamento de Prehistoria, Historia Antigua y Arqueología de la Universidad de Salamanca, los resultados del estudio de los restos óseos procedentes del sarcófago antropomorfo masculino, sito en el Museo de Cádiz, que confirman que los huesos actuales no se corresponden con los originales.

En este estudio, publicado en la revista ‘Zephyrus’, concluyen que los restos óseos procedentes de la tumba masculina no se corresponden con los originales. / F. Descubre

El estudio, en el que han participado también Mª Milagros Macías, responsable del análisis antropológico, Natalia López y Pablo Sicre, se ha realizado dentro de un trabajo más amplio sobre la caracterización de la población fenicia gaditana, a través de análisis del ADN en el que se incluyeron los restos provenientes de los dos sepulcros fenicios hallados en Cádiz.

La profesora Niveau de Villedary ha aclarado que desde hace años existían sospechas de que los restos humanos que se conservan actualmente en el Museo de Cádiz no eran los originales, “pues no coincidían con las descripciones y medidas de los primeros trabajos. Para salir de dudas, en primer lugar, se acometió una exhaustiva revisión historiográfica. Después de analizar todo el material documental y gráfico disponible se llegó a la conclusión que, efectivamente, los huesos actuales no se corresponden con los originales”.

No obstante, mediante el análisis de la única fotografía que se hizo en el momento y lugar del hallazgo y con los datos y medidas del primer estudio antropológico que se realizó en 1989, “tan solo dos años después de su hallazgo y antes de la sustitución de los restos, ha sido posible la aproximación al estudio del esqueleto original”.

La aplicación de los métodos y protocolos más recientes para el diagnóstico sexual de los restos óseos humanos evidencian que “son compatibles con los de un individuo de sexo femenino, con una edad de entre 40-50 años y 1,55 m de estatura aproximadamente”, concluye la investigadora de la UCA.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí

Ver más

  • Responsable: Eva Serra Sánchez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Nominalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.