Para sus reponsables, este proyecto potenciará el desarrollo de productos y servicios innovadores en Internet y contribuirá a abaratar los costes de la red

Fomento de la innovación en Internet

.

Internet ha caído víctima de su propio éxito, ya que su tamaño y alcance dificultan sobremanera que siga desarrollándose y se sigan realizando innovaciones. Todo cambio tendente a mejorar la Internet actual, o para introducir servicios nuevos, debe implantarse lentamente y de manera gradual. Incluso las modificaciones menores se efectúan mediante la suma de soluciones puntuales que integran conocimientos en la red, optimizando así las aplicaciones de hoy a costa de las venideras.

Imagen: Cordis

El proyecto financiado con fondos europeos CHANGE («Enabling innovation in the internet architecture through flexible flow-processing extensions») está dedicado a agilizar la introducción de tecnologías esenciales por toda la red y a posibilitar avances radicalmente nuevos que mejoren la calidad general y la eficacia de Internet para todos los usuarios.

Pese a que Internet se basa de forma intrínseca en flujos de datos, los investigadores de CHANGE están creando una arquitectura de redes novedosa para el procesamiento de flujos que haga posible procesar de manera específica no todos sino determinados flujos. De ese modo, los desarrolladores podrán salvar los importantes escollos que existen a la evolución de Internet.

Un aspecto muy importante del proyecto consiste en que las plataformas que se están desarrollando se pueden construir a partir de hardware estándar que es escalable, potente y flexible. Se emplea tecnología de estándar abierto que canalizará aquellos flujos de tráfico que precisen un procesamiento especial a través de estas plataformas, lo cual agilizará la innovación y posibilitará el despliegue de tecnologías de redes nuevas.

A largo plazo, el objetivo del proyecto consiste en el desarrollo de una arquitectura de Internet amplia que combine múltiples plataformas comunicadas de procesado de flujos, en las que se puedan construir redes virtuales para aplicaciones específicas, sin mermar otros servicios de la red ni el tráfico en la misma.

Ello potenciará el desarrollo de productos y servicios innovadores en Internet y contribuirá a abaratar los costes de la red. A continuación se indican algunos usos posibles en el futuro de la plataforma de procesamiento de flujos propuesta por CHANGE:

– virtualización de la prestación de servicios de Internet;
– resolución de problemas de las redes de forma dinámica y mantenimiento relocalizable;
– monitorización de la red de manera enfocada y a la carta;
– conformación dinámica del tráfico dentro de una red y entre redes;
– control factible y dirigido de la calidad de servicio en el tráfico de la red;
– mitigación de ataques transferibles.

Estas prestaciones facilitarán, para operadores de redes y desarrolladores de aplicaciones, la comprensión y el control del comportamiento resultante de extremo a extremo tanto de Internet como de las aplicaciones. Para los usuarios, ofrecerán una experiencia en Internet más diversificada, innovadora y, a la vez, sin trabas.

El equipo responsable del proyecto, dirigido por el Instituto Europeo de Investigación y Estudios Estratégicos de Telecomunicaciones (European Institute for Research and Strategic Studies in Telecommunications, Alemania), validará esta nueva arquitectura mediante pruebas con aplicaciones y servicios novedosos.

CHANGE, que concluyó en septiembre de 2013, recibió de la Unión Europea fondos por valor de 3,9 millones de euros.

Share