Nuevo método clínico de imagen para infección pulmonar

©Shutterstock
©Shutterstock

El hongo Aspergillus fumigatus, la causa principal de la aspergilosis pulmonar invasiva Imagen: Wikipedia

Anticuerpos marcados por medios radioactivos para detectar la aspergilosis pulmonar invasiva

.

En el marco del proyecto financiado con fondos europeos MATHIAS se ha desarrollado un nuevo método clínico de imagen con el que los facultativos podrían abordar una de las principales causas de fallecimiento en pacientes con sistema inmunitario debilitado.

.

Cordis / La prueba que se ha creado consiste en unir anticuerpos marcados por medios radiactivos a las estructuras infecciosas formadas por el hongo Aspergillus fumigatus, la causa principal de la aspergilosis pulmonar invasiva.

En el método de imagen creado el personal clínico puede visualizar con claridad la propagación del hongo 

Actualmente, la única forma de lograr un diagnóstico definitivo de la enfermedad es una autopsia o bien una biopsia invasiva, un procedimiento incómodo en extremo que consiste en extraer muestras de tejidos o fluido de los pulmones del paciente (opción que no es viable en todos los casos).

En el método de imagen creado, con anticuerpos marcados por medios radiactivos, el personal clínico puede visualizar con claridad la propagación del hongo. Los investigadores participantes en el proyecto se valieron de PET e IRM, técnicas de diagnóstico disponibles en la mayoría de hospitales, para reconocer la enfermedad y descartar infecciones pulmonares causadas por otros patógenos como puedan ser bacterias o virus.

Ello permitiría, a continuación, aplicar la terapia más conveniente, con la dosología y duración exactas para las necesidades concretas del paciente, tomando en consideración factores como la gravedad de la infección y la afección concomitante del paciente.

.

Un riesgo grave para los pacientes inmunocomprometidos

Se calcula que cada año mueren doscientas mil personas en el mundo por esta infección

Las esporas del hongo Aspergillus fumigatus son diminutas; pueden encontrarse en el aire de prácticamente cualquier entorno y son inspiradas por los seres humanos a diario. Resultan inocuas para un individuo sano, puesto que su sistema inmunitario reconoce las esporas inhaladas y las destruye antes de que puedan propagarse e infectar el organismo.

En cambio, si un paciente tiene debilitado el sistema inmunitario —por padecer leucemia u otras afecciones o haberse sometido a un transplante de médula ósea—, este hongo apenas encuentra resistencia y se establece en los pulmones, donde provoca aspergilosis.

De hecho, esta enfermedad infecciosa rara es una de las causas más habituales de defunción en los pacientes inmunocomprometidos y comporta un coste económico muy elevado para la sanidad europea. Se calcula que cada año mueren doscientas mil personas en el mundo por esta infección.

.

Los pasos siguientes

La prueba que se ha creado supone un hito en la aspiración de los responsables de este proyecto por desarrollar una técnica de diagnóstico cómoda, rápida y específica para esta enfermedad que permita incrementar notablemente las tasas de supervivencia, además de aliviar sustancialmente la lacra económica que supone para los centros médicos en particular y los sistemas sanitarios europeos en general.

El equipo del proyecto, que continuará su actividad hasta 2018, se afana también en desarrollar nuevas opciones terapéuticas que permitan sustituir los fármacos antimicóticos sistémicos que se administran en la actualidad, los cuales comportan graves efectos secundarios.

Posteriormente se llevará a cabo un ensayo clínico a pequeña escala en Alemania, de acuerdo con la Declaración de Helsinki sobre buenas prácticas clínicas y las normas pertinentes sobre ensayos clínicos de Alemania y de la UE.

.

Fuente:

Basado en información del proyecto.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí