Nuevos hallazgos en el yacimiento egipcio de Oxirrinco

Vista de una de las zonas del yacimiento. / UB

Este mes de marzo ha vuelto la misión arqueológica en la antigua ciudad egipcia de Oxirrinco. Si bien este año los trabajos han tenido que finalizar antes de lo previsto a causa de la epidemia por COVID-19.

 

UB / No obstante, la campaña ha permitido profundizar en el estudio de estructuras arquitectónicas y de rituales funerarios desde la época saíta (correspondiente al periodo tardío de Egipto, que comienza en el siglo VII aC) hasta el período cristianobizantino.

Durante la campaña se han localizado un total de seis nuevas tumbas individuales de época saíto-persa y dos del período romano

Los trabajos se han centrado en la zona del yacimiento de la llamada Necrópolis Alta. Se han realizado estudios antropológicos de los difuntos inhumados y tareas de consolidación y restauración de pinturas murales y de diferentes objetos recuperados durante la excavación.

También se ha actuado en los restos del gran edificio religioso de época cristianobizantina que se encuentra en el yacimiento. Se han recuperado numerosos elementos constructivos como lesenas, cornisas y fragmentos pertenecientes a arcos profusamente decorados con temas vegetales, florales, geométricos y zoomorfos. Cabe destacar los restos de un papiro con una inscripción en griego, actualmente en estudio, y una lápida funeraria inscrita en copto.

Individuo momificado en una de las tumbas del yacimiento. / UB

Durante la campaña se han localizado un total de seis nuevas tumbas individuales de época saíto-persa y dos del período romano. Es la primera vez que se localizan tumbas saíto-persas bajo los cimientos de tumbas de época romana. Se han hecho varios hallazgos relacionados con las inhumaciones de época bizantina: tinteros y pendientes de bronce, ostracones (trozos de barro empleados para escribir) o una lápida funeraria presumiblemente de un liberto (libertus), un esclavo liberado que había podido prosperar y encargó una estela bien tallada.

Finalmente, durante la misión se han hecho trabajos topográficos, de fotogrametría y 3D, así como imágenes aéreas.

La excavación del yacimiento de Oxirrinco es un proyecto impulsado por el Instituto de Estudios del Próximo Oriente Antiguo (IPOA) de la UB, el Ministerio de Cultura y Deporte, la Universidad Paul Valéry – Montpellier 3, la Fundación Palarq y la Sociedad Catalana de Egiptología.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí