Entre los pacientes con ‘score’ similar, se detectaron “desviaciones clínicamente pequeñas pero significativas” en el recuento de glóbulos blancos, la creatinina y el nitrógeno ureico en sangre

Un riesgo para la clasificación de la gravedad del paciente crítico

.

Un estudio llevado a cabo en el MIT, con la participación de un investigador de la UPM, demuestra que la gravedad de los pacientes obesos es, en muchas ocasiones, clasificada erróneamente en las Unidades de Cuidados Intensivos, debido a desviaciones respecto a los valores de partida.

.

UCM / Más de 650 millones de personas padecían obesidad en el año 2016 y 1.900 millones de personas tenían sobrepeso en ese mismo año, según los datos de la Organización Mundial de la Salud. Cifras como estas muestran cómo la obesidad se ha convertido en una epidemia mundial, responsable de entre 3 y 4 millones de muertes cada año y con una prevalencia creciente, tanto en niños como en adolescentes. Los ‘scores’ de gravedad son uno de los sistemas más frecuentemente utilizados para cuantificar la gravedad de un paciente con independencia del diagnóstico. Basándonos en estos ‘scores’ podemos predecir la evolución de los pacientes por medio de una cifra objetiva.

Los ‘scores’ de gravedad son uno de los sistemas más frecuentemente utilizados para cuantificar la gravedad de un paciente con independencia del diagnóstico

Un equipo de investigadores, entre los cuales se encuentra el estudiante de doctorado del Grupo de Ingeniería Biomédica y Telemedicina de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de la UPM, actualmente trabajando como investigador senior asociado en la Harvard Medical School y científico investigador en el MIT, Miguel Ángel Armengol de la Hoz, ha puesto de manifiesto que la obesidad también tiene consecuencias a la hora de evaluar la gravedad de los pacientes cuando estos ingresan en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital.

“La obesidad está significativamente sobrerrepresentada en la UCI, donde comprende aproximadamente un tercio de los pacientes en comparación con la prevalencia del 20% de sobrepeso u obesidad en todo el mundo”, explica Miguel Ángel, que añade que los pacientes obesos tienen un mayor riesgo de verse clasificados erróneamente en cuanto a su ‘score’ cuando ingresan en la UCI.

Aunque ya existían estudios previos sobre las tasas de mortalidad y el tiempo de estancia en la UCI para los pacientes obesos, los cuales son ligeramente mayores (a igual edad, gravedad en el ingreso y estancia en la UCI), hasta ahora no se había tenido en cuenta que los ‘scores’ de gravedad en el momento del ingreso podía estar condicionados en los pacientes con sobrepeso.

El trabajo de los investigadores, desarrollado analizando los datos del repositorio abierto MIMIC, que proceden del Departamento de Anestesia, Cuidados Críticos y Medicina del Dolor del Beth Israel Deaconess Medical Center de Boston, muestra que entre los pacientes con ‘score’ similar, se detectaron “desviaciones clínicamente pequeñas pero significativas” en el recuento de glóbulos blancos, la creatinina y el nitrógeno ureico en sangre. “Estas variaciones se dan ya en los valores de partida de los pacientes obesos en contraste con los de los pacientes con índices de masa corporal normales, este hecho puede condicionar la clasificación de su gravedad a través del ‘score’ cuando ingresan en las unidades de cuidados intensivos”, añade Armengol.

.

Error en la idea de partida
No tener en cuenta desviaciones iniciales relacionadas con el índice de masa corporal puede llevar a clasificaciones erróneas

“Los ‘score’ de gravedad de la enfermedad se basan en la suposición de que los pacientes tienen valores fisiológicos normales al inicio del estudio y que los pacientes con ‘scores’ similares tienen el mismo grado de desviación de su estado habitual, es por ello que no tener en cuenta estas desviaciones iniciales relacionadas con el índice de masa corporal puede llevar a clasificaciones erróneas que tengan implicaciones en los estudios que se hagan acerca del paciente”, explica Armengol.

Los investigadores creen que es probable que lo que en este momento han sido sólo pequeñas desviaciones clínicas, se manifiesten como más importantes a medida que mayores volúmenes de datos sean analizados de manera cada vez más precisa.

La importancia del estudio, que ha sido publicado en la revista Critical Care Medicine, radica, según explican los expertos, en que la mera consciencia de que los valores de partida puedan estar alterados, contribuye a mejorar la objetividad, precisión y generalidad de los modelos de predicción de mortalidad y ajuste de la gravedad en la UCI.

.

Referencia bibliográfica: 
Severity of Illness Scores May Misclassify Critically Ill Obese Patients. November 2017. Critical Care Medicine 46(3):1 DOI10.1097/CCM.0000000000002868