Omar Jayam

Omar Khayyam, tr. Edward Fitzgerald: “The Rubaiyat of Omar Khayyam” (1905, 1912) / Wikimedia

Tal día como hoy… 18 de mayo del año 1048, nacía Omar Jayam

.

El 18 de mayo del año 1048, nacía en Nishapur, actual Irán, entonces capital del reino selyúcida de Jorasán, el matemático, astrónomo, poeta y filósofo persa Omar Jayam. Está considerado uno de los máximos y más genuinos miembros de la denominada edad de oro musulmana, y también uno de sus postreros representantes.

.

CV / La decadencia del Imperio romano de occidente trajo consigo el inevitable declive del conocimiento y de sus aplicaciones prácticas. La ausencia de pensamiento e investigación conllevó la mera rutina en las aplicaciones técnicas hasta su olvido, llegando a un punto en que no solo nadie sabía ya construir o mantener los antiguos acueductos o las calzadas romanas, sino que tal conocimiento resultaba innecesario por inaplicable, al estar las ciudades que habían necesitado tales infraestructuras abandonadas o prácticamente reducidas a la mínima expresión demográfica. Se calcula, por ejemplo, que Roma había llegado a alcanzar en su máximo momento una (probable) población de alrededor de dos millones y medio de habitantes hacia los siglos II y III. Las estimaciones en el siglo VIII rondan los diez o doce mil, a lo sumo. Con esto basta para hacerse una idea.

Tras la decadencia del Imperio romano se produjo la edad de oro musulmana dará lugar al surgimiento de personajes como Omar Jayam u Omar Al-Jayam

En el Imperio romano oriental, en cambio, y aunque sometido a fuertes convulsiones, el proceso de decadencia no fue tan acusado, y su capital, Constantinopla, siguió siendo, amén de otras ciudades, como Alejandría, un centro cultural, intelectual y científico, dentro de lo que cabe, al menos en cuanto a conservación del conocimiento de la Antigüedad. Con la arrolladora expansión del Islam en los siglos VII y VIII, los árabes se hicieron con la mayor parte de los dominios asiáticos y africanos del Imperio bizantino, entrando en contacto con dichos la tradición griega y helenística que en Occidente había quedado prácticamente olvidada, o tamizada por la Patrística y el pensamiento cristiano en general. Con ello se produjo esta edad de oro que dará lugar al surgimiento de personajes como Al-Farabí, Al-Kindi, Avicena, Averroes, Alhacén o nuestro personaje de hoy, Omar Jayam u Omar Al-Jayam.

.

A Omar Jayam se le debe que la incógnita se designe como «x»

Su nombre significa algo así como «constructor de tiendas de campaña», el probable oficio de su familia, y origen del término jayma. Sin que haya muchos datos sobre su biografía, se sabe que recibió una sólida instrucción en ciencias y filosofía. Debió destacar en sus estudios y adquirir una cierta notoriedad, porque hacia el 1070 se trasladó a Samarkanda bajo la protección del gobernador Abu-Taher, donde desarrolló bajo el término «álgebra», la disciplina matemática que lleva hoy en día tal nombre. Posteriormente llevó a cabo, por encargo del sultán Malik Shah I, la construcción del observatorio astronómico de Marv. De sus observaciones surgió la reforma del calendario persa o zoroástrico, que consideraba el año de 365 días exactos. Siguiendo las tesis de Eratóstenes, los cálculos de su calendario fueron de un error de un día cada 3.770 años. No pudo acabar sus tablas astronómicas porque, al morir el sultán Malik, estalló la guerra civil y fue perseguido por los extremistas religiosos.

Además de matemático escribió también sobre física, historia, economía… Cultivó la poesía y fue también un destacado filósofo, con profundo conocimiento de los clásicos griegos

En matemáticas, desarrolló el primer sistema de resolución de las ecuaciones cuadráticas y cúbicas mediante secciones cónicas. Determinó que no se podían hallar las raíces de las ecuaciones de tercer grado, con regla y compás, según el canon establecido por Platón y Euclides. La resolución de las ecuaciones de tercer grado la realizó Descartes más de medio siglo después. Desarrolló la potencia de un binomio con exponente natural y la idea de que las fracciones desarrollaban un campo mucho más amplio que el de los números naturales. Escribió también sobre física, historia, economía… Cultivó la poesía y fue también un destacado filósofo, con profundo conocimiento de los clásicos griegos. De confesión religiosa musulmana, realizó el debido peregrinaje La Meca, pero su filosofía es más bien de corte materialista en la línea de los atomistas, a la vez que de un cierto pesimismo estoico en lo moral.

A Omar Jayam se le debe que la incógnita de las ecuaciones se designe como «x». La denominó shay –algo-, término adaptado al castellano medieval como xay, quedándose posteriormente en la inicial «x».

La fama de Omar Jayam trascendió su propio mundo, deviniendo un lugar común en la Europa occidental su consideración de «sabio», y referente citado como autoridad en obras científicas y literarias.

Omar Jayam murió en Nishapur, la misma ciudad donde había nacido y en la cual se había retirado después de abandonar Samarkanda, el 4 de diciembre del 1131, a los 83 años de edad.

.

También un 18 de mayo se cumplen estas otras efemérides

.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí