Orson Welles

Orson Welles fue elegido por el British Film Institute como el mejor director de la historia del cine / Wikimedia

Tal día como hoy… 10 de octubre de 1985 fallecía Orson Welles

 

El 10 de octubre de 1985 fallecía en Los Ángeles (California, EEUU) el actor, director, guionista y productor Orson Welles, a los 70 años de edad. Ha sido uno de los grandes talentos de la historia del cine. Sus cenizas fueron esparcidas por España, el lugar donde se había sentido más feliz y donde rodó muchas de sus películas, aunque hay también otras versiones, como que fue enterrado en la finca de un torero amigo suyo.

 

CV / Había nacido en Kenosha (Wisconsin, EEUU) el 6 de mayo de 1915, hijo de un empresario algo excéntrico y de una pianista. Desde niño sintió atracción por la interpretación, participando en el colegio en el grupo de teatro y haciendo obras de Shakespeare. Un autor, éste, con el cual siempre mantuvo una relación privilegiada, adaptando al cine muchas de sus obras. De su pasión por Shakespeare dijo: “Un método para alejarse de la trivialidad es volver a nuestros clásicos. Es por esto que vemos a muchos cineastas experimentar con Shakespeare, algunos desastrosamente, otros de otra manera”. Él era, evidentemente, del grupo de «los de otra manera».

A los 16 años se trasladó a Irlanda. Se cuenta que pagó el pasaje recitando a Shakespeare ante los adinerados pasajeros de primera clase

A los 16 años se trasladó a Irlanda y empezó a trabajar en el Gate Theatre de Dublín. Se cuenta que pagó el pasaje recitando a Shakespeare ante los adinerados pasajeros de primera clase. De vuelta a los EEUU, protagonizó un incidente que lo lanzó a la fama. El 30 de octubre de 1938 estrenó una versión radiofónica de ‘La guerra de los mundos’, de H. G. Wells, una obra de ciencia ficción en la cual una civilización extraterrestre ataca la Tierra. El relato estaba adaptado a la forma de un noticiario, como si los hechos narrados se estuvieran produciendo realmente.

Al principio de la emisión se informó debidamente de ello, pero mucha gente, o no le prestó atención o sintonizaron el programa ya empezado. Y cundió el pánico porque muchos oyentes creyeron que la Tierra estaba siendo verdaderamente atacada por los marcianos. Aunque hubo algo de Fake new en la posterior difusión mediática del revuelo causado por esta emisión en Nueva York y Nueva Jersey, no es por ello menos cierto que las líneas telefónicas se colapsaron por las llamadas a la policía y que mucha gente salió con armas de fuego en la zona donde se situaban los hechos; otros se refugiaron en Iglesias…

Poco después de estos hechos, firmó un contrato con la RKO para la realización de tres películas. Aunque al final solo pudo llevar a cabo dos, valió la pena, una de ellas fue ‘Ciudadano Kane’ (1941), considerada una obra maestra de la historia del cine. En ella nos describe la vida de un magnate de la comunicación sin escrúpulos, inspirada en el personaje real William Randolph Hearst. Le valió el único óscar de toda su carrera –en 1970 recibió otro honorífico-.

En ocasiones con una angustiosa falta de presupuesto que le llevó, por ejemplo, a rodar Macbeth (1948) en un castillo medieval español en ruinas y con escenas nocturnas

Sospechoso de ser comunista y con su carrera estancada en los EEUU por esta razón, se mudó de nuevo a Europa en 1946, trabajando muchas veces como actor para poder luego producir y dirigir sus propias películas: ‘The stranger’ (1947), Mr. Arkadin (1954) y varias adaptaciones de su adorado Shakespeare… En ocasiones con una angustiosa falta de presupuesto que le llevó, por ejemplo, a rodar Macbeth (1948) en un castillo medieval español en ruinas, y al no haber presupuesto ni para decorados de cartón-piedra, se rodó con escenas solo nocturnas.

En 1948 estrenó ‘La dama de Shangai’ y en 1949 ‘El tercer hombre’, ésta última basada en la novela y el guion de Graham Greene, situada en la Viena de la posguerra, famosa también por su reflexión sobre la violencia como motor de la historia, frente a la democracia suiza y los relojes de cuco.

Volvió a los EEUU en 1957 para participar en ‘Sed de mal’, gracias a la insistencia de Charlton Heston en que Welles la protagonizara. Y siguió también con obras de Shakespeare… ‘Campanadas a Medianoche’ (1966) es un homenaje a este autor, con Welles interpretando a Falstaff como hilo conductor de la película. En 1973 estrenó una película experimental ‘F for Fake’ –Fraude- en la que hizo un cameo Picasso…

Welles fue un personaje heterodoxo, culto y con un estilo muy personal, que dejó su impronta en el estilo de hacer cine

Welles fue un personaje heterodoxo, culto y con un estilo muy personal, que dejó su impronta en el estilo de hacer cine. Sobre su exilio y el macartismo, dijo que “(…) Lo malo de la izquierda estadounidense es que traicionó para salvar sus piscinas (…) las izquierdas no fueron destruidas por McCarthy; fueron ellas mismas las que se demolieron dando paso a una generación de nihilistas”. Toda una reflexión.

En el año 2002, siete años después de su muerte, Orson Welles fue elegido por el British Film Institute como el mejor director de la historia del cine”.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí