Pablo Alborán en el Teatro Real

Alborán está presentando la gira “Prometo Tour 2018” / Pixabay

Pablo Alborán “cumple un sueño” y pisa “por fin” el Teatro Real

.

Hacía un mes que había pasado por Madrid para estrenar su nueva gira, y Pablo Alborán ha vuelto a colgar esta noche en la ciudad el cartel de “entradas agotadas”, esta vez unas íntimas 1.700 en el Universal Music Festival, una cita que ha llevado al cantante “por fin” al Teatro Real.

.

EFE / El cantautor de Málaga, acostumbrado desde 2010 a abarrotar grandes espacios, ha sentido hoy más de cerca a sus fans en la Sala Principal del Real, un espacio “mágico” en el que Alborán ha desplegado su voz y el juego de luces de su nuevo show, y en el que “ha cumplido” un sueño.

Con el cartel de entradas agotadas -como ya ocurriera en junio en el WiZink Center-, el cantante, vestido con camisa oscura y vaqueros largos, ha estado acompañado en esta noche de verano por su banda y su “familia” -es decir, sus seguidores-, por Pablo López al piano en un tema y, desgraciadamente, por los fallos técnicos.

Pasadas las 21:35 horas, el templo operístico se ha sumido en la oscuridad y han empezado a sonar voces psicodélicas con diferentes promesas, como el título del nuevo álbum del malagueño, “Prometo”, que Alborán está presentando con la gira “Prometo Tour 2018”.

Apuntaladas esas promesas con luces rojas y azules desde el escenario, el cantautor no ha tardado en salir a las tablas ante la expectación de las 1.700 personas que han despedido junto a él el Universal Music Festival, un certamen veraniego que en su cuarta edición ha acogido a otras voces como Steven Tyler o Amaia, ganadora de Operación Triunfo.

“Buenas noches, familia, por fin en el Real, un sueño hecho realidad”, ha dicho Alborán en su primera declaración a su audiencia, tras empezar el show con “No vaya a ser”, de su nuevo trabajo, y “Pasos de cero” y “La escalera”, del álbum “Terral”.

Esos dos cortes no han sido los únicos temas más populares de Alborán que han sonado esta noche, ya que el cantautor, además de interpretar al completo “Prometo”, no ha defraudado con otros temas como “Recuérdame” y “Quimera” (“Terral”) o “Quién”, del álbum “Tanto”.

“Gracias por hacer posible que mi carrera siga viva y ojalá que sea por muchos años más”, ha agradecido Alborán a sus seguidores, que le han piropeado toda la noche al grito de “¡Guapo!” en un sitio que “tiene magia”, ha dicho.

Tras afirmar también que está viviendo un “momento mágico”, Alborán ha levantado al Real con “Tanto” y sus versos como “Tú, que me enseñaste a ser sincero / Sin temor a lo que pienso, evitando la mentira / Tú, que siempre has estado presente”.

Con esas palabras como un hasta luego, Alborán se ausentaba unos momentos del escenario y en su lugar comenzaban a dialogar dos guitarras, aunque se ha evidenciado que algo pasaba entre bambalinas cuando los dos guitarristas, tras dudar, volvían a interpretar la misma melodía.

Al poco, en torno a las 22:25 horas, desde megafonía se anunciaba que había “fallos técnicos”, por lo que se ha recurrido a un descanso de quince minutos, que se ha acabado alargando hasta las 22:51 horas.

Finalmente, Alborán ha regresado con su guitarra y pidiendo perdón con las manos para cantar, irónicamente, “Perdóname”, a la que le ha seguido “Te he echado de menos”, en unos minutos en los que el cantante ha echado la vista atrás, a los primeros éxitos de su carrera.

Después de “Al paraíso”, “Saturno” y “La llave”, el cantante ha tenido unas palabras por el incidente: “Madrid, uff, gracias por la paciencia. Pase lo que pase yo me voy a quedar aquí, de aquí no me saca nadie, pero gracias por no iros”.

“Boca de hule” ha seguido a la disculpa, una canción inspirada en los telediarios, en un mundo con cada vez “más racismo, machismo y homofobia”, un tema que ha dado paso a “Por fin”, “Tu refugio” y “Curó tus labios”.

En la recta final, Alborán ha apostado por “Miedo”, “Idiota” y “Vivir”, y ya en “Cuerda al corazón”, el tocayo de Alborán, Pablo López, se ha vuelto a subir al escenario del Real -ya estuvo en el festival el pasado día 28- para cantar y acompañar al piano en ese tema.

Un momento de deleite que ha dado paso a la exitosa “Solamente tú” y a “Prometo”, ya solo con Alborán en el escenario con su piano. El cantautor malagueño ha culminado el concierto, con la banda de vuelta, con “Éxtasis” y “Vívela”, y con un último mensaje: “Ha sido un placer, familia. ¡Nos vamos!”.

Alborán seguirá mañana en el Starlite de Marbella, y continuará “Prometeo Tour 2018” por toda España en agosto y septiembre. Ya en diciembre, culminará esta gira con dos citas: el día 8 en el WiZink Center de Madrid, y el 21 en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí