Paul Lafargue

Paul Lafargue / Wikimedia

Tal día como hoy… 15 de enero de 1842 nacía Paul Lafargue

 

El 15 de enero de 1842 nacía en Santiago de Cuba Paul Lafargue, médico, intelectual y revolucionario francés, conocido fundamentalmente por su condición de yerno de Karl Marx -se casó con su segunda hija, Laura Marx-  y por su heterodoxa obra ‘El derecho a la pereza’ (1880), su obra más famosa, no siendo ajena a tal fama la originalidad del título.

 

CV / Lafargue era hijo de un rico hacendado francés que poseía plantaciones de café en Cuba. Empezó sus estudios en Santiago y, cuando su familia se mudó a Burdeos (Francia), los prosiguió en París, matriculándose en la Facultad de Medicina. Allí entró en contacto con la filosofía positivista de Comte, y posteriormente con el anarquismo de Proudhom, iniciando su trayectoria política adscribiéndose a la ideología anarquista Internacional Obrera, la conocida como I Internacional, profesión ideológica que compaginó, algo sincréticamente, con la afiliación a la masonería.

En Londres conoció a Karl Marx y a Friedrich Engels, decantándose progresivamente por su influencia de su anarquismo inicial hacia el socialismo

Su participación destacada en un congreso de estudiantes revolucionarios en Bélgica y sus actividades contra el régimen de Napoleón III, le costaron la expulsión de la Universidad francesa en 1865. Se trasladó a Londres para proseguir sus estudios de Medicina en Inglaterra. Allí conoció a Karl Marx y a Friedrich Engels, decantándose progresivamente por su influencia de su anarquismo inicial hacia el socialismo. En cualquier caso, el socialismo de Lafargue fue durante toda su vida algo ecléctico -por no decir sincrético-, y mantuvo siempre sus raíces libertarias, como se verá claramente en ‘El derecho a la pereza’. Su contacto con Marx y convertirse en asiduo suyo tuvo también otras consecuencias: conoció a Laura Marx, con la cual se casó en 1868, en principio contra el parecer de Marx, que consideraba a su futuro yerno un frívolo de la política por sus «prontos» anarquistas.

En Londres fue nombrado por la I Internacional secretario corresponsal para España. Una actividad en la que más bien fracasó, ya que no consiguió establecer contactos estables, en parte también porque el secular retraso económico español y el estado incipiente del proceso de industrialización -el movimiento era al principio básicamente agrario- propició la hegemonía anarquista, frente a la corriente socialista a la que estaba adherido Lafargue -siguiendo a su suegro-. Fue el italiano Fanelli quien estableció después en España los primeros núcleos anarquistas ligados a la Internacional.

En 1870 participó activamente en la Comuna de París, tras cuya derrota y posterior represión se vio obligado a exiliarse a España

En 1870 participó activamente en la Comuna de París, tras cuya derrota y posterior represión se vio obligado a exiliarse a España -entonces en pleno sexenio revolucionario-. Allí tomó contacto con la realidad española,  intentando impulsar círculos socialistas, conociendo, entre otros, a Pablo Iglesias.

Tras la muerte de Marx (1883) continuó desempañando un papel de primer orden como propagandista y teórico del socialismo, aunque su socialismo fue siempre algo peculiar. Por ejemplo, en ‘El derecho a la pereza’ parece descubrir las grandes virtudes de la sociedad preindustrial, que creía haber descubierto, además, en España. Un libro que nunca hubiera firmado Marx. También se ha dicho de Paul Lafargue que era un sableador profesional, siendo su especialidad el “tío Fred”, es decir, Engels. Ciertamente, es un ato comprobado que Engels mantuvo durante mucho tiempo al matrimonio Lafargue-Marx.

El 25 de noviembre de 1911, Paul Lafargue y su esposa, Laura Marx, se suicidaron juntos, según habían planeado desde hacía años. Lafargue tenía 69 años, Laura Marx 66.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí