Paul Morphy

Paul Morphy (también retrato a la derecha) jugando ajedrez a ciegas.

Tal día como hoy… 22 de junio de 1837 nacía Paul Morphy

.

El 22 de junio de 1837 nacía en Nueva Orleans (EEUU) Paul Morphy, el joven ajedrecista que deslumbró a Europa y que fue considerado tácitamente el primer campeón mundial de ajedrez norteamericano. Bobby Fisher dijo de él que era probablemente el mejor jugador de todos los tiempos.

.

CV / Desde casi siempre ha habido un campeón mundial de ajedrez, o al menos considerado tácitamente como tal por la comunidad ajedrecística. El primero que mereció tal honor fue el español Ruy López (1540-1580), autor de uno de los primeros tratados de ajedrez que se conservan; el segundo fue el italiano Leonardo da Cutri (1552-1597), de quien se decía que tenía un pacto con el diablo…  El cetro pasó en los siglos siguientes a Francia, con Philidor (1726-1795), La Bourdonais (1796-1840) y el parisino Café de la Régence descrito por Diderot en su ‘Le neveu de Rameau’ como Meca mundial del ajedrez. Tras la muerte de La Bourdonais había dos campeones oficiosos, el inglés Stauton (1810-1874) y el alemán Anderssen (1818-1879)… No se trataba de campeones oficiales a la usanza moderna, sino de encuentros concertados entre los jugadores más prestigiosos…

Paul Morphy nació en el seno de una rica familia del Sur. Se aficionó de niño al ajedrez viendo jugar a su padre y a su tío en la hacienda familiar; pronto les derrotó a ambos sin paliativos, manifestando un talento sobresaliente para este juego. En 1846, contando Murphy con solo 9 años, el general Winfield Scott, gran aficionado al ajedrez, visitó Nueva Orleans y retó al mejor jugador local. Cuando le pusieron a un niño enfrente, pensó que se estaban mofando de él. Solo entendió que no era así tras ser derrotado en las dos partidas que jugaron; la segunda anunciando jaque mate forzado con una anticipación de 6 jugadas…

.

Campeón del mundo y héroe nacional

Tras concluir sus estudios de Derecho, volvió al ajedrez y recibió una invitación para participar en el Primer Congreso Estadounidense de Ajedrez, proclamándose campeón en Nueva York el año 1857. Con la vida asegurada gracias a la fortuna familiar, decidió plantearse su gran reto ajedrecístico: viajar a Europa para jugar con los grandes maestros. El inglés Stauton, que había tenido noticia de los éxitos de Morphy en América, manifestó su disposición a jugar con él si se desplazaba a Inglaterra.

Con la vida asegurada gracias a la fortuna familiar, decidió plantearse su gran reto ajedrecístico: viajar a Europa para jugar con los grandes maestros

Morphy llegó a Inglaterra en 1858 respondiendo al reto de Stauton, pero el campeón inglés pareció perder entones el interés por el encuentro, que fue declinando con los más variados pretextos. Morphy se hartó de recibir largas y se desplazó entonces al Continente, a París. En el Café de la Régence derrotó a los más reputados jugadores, incluido el campeón oficioso, el alemán Anderssen, quien consideró que había perdido con el mejor jugador de todos los tiempos. Fue declarado campeón del mundo. Al año siguiente era recibido en Inglaterra por la mismísima reina Victoria.

Entonces decidió regresar a América, donde fue recibido como un héroe nacional. Le llovieron ofertas para publicar artículos en los periódicos, empresas que querían que les hiciera promoción… Y entonces decidió olvidarse del ajedrez. Abrió un despacho de abogado, pero fracasó. Al parecer, la gente iba a su consulta a hablar de ajedrez. Tampoco necesitaba dinero, lo tenía a raudales.

Al estallar la Guerra de Secesión, parece ser que sirvió en la Confederación como secretario del general sudista Beauregard, pero se sabe poco de su actividad en este tiempo. Antes del final de la guerra se trasladó a Cuba y, de nuevo, a París, para regresar a los EEUU unos años después. Llevó una vida ociosa y nunca volvió a jugar al ajedrez.

Paul Morphy fue hallado muerto en la bañera de su casa de Nueva Orleans, el 10 de julio de 1884. Tenía 47 años. Los médicos dictaminaron que falleció como consecuencia de una apoplejía.

.

También un 22 de junio se cumplen estas otras efemérides

.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí