Pequeñas señales epigenómicas son distintas en humanos y en otros primates

Ejemplar de macaco. / PIXABAY.

Un nuevo estudio ha comparado las señales epigenéticas de amplio espectro en líneas celulares de humanos y otros primates y ha identificado algunos elementos de regulación específicos en humanos directamente involucrados.

 

UPF/DICYT

Aunque cada organismo tiene un único genoma – una única secuencia de genes -, cada individuo dispone de muchos epigenomas. Un epigenoma está formado por compuestos químicos y proteínas que pueden unirse al ADN y regular la acción de los genes, bien activándolos o desactivándolos o bien produciendo proteínas específicas en un órgano o tejido. Al ser un material muy dinámico, puede aportar mucha información para esclarecer la evolución de los diferentes tejidos y órganos que conforman el organismo.

El estudio ha revelado que en humanos las señales de regulación más débiles – que habitualmente no se estudian – tienen un papel relevante en la regulación de genes vinculados al cerebro

Ahora un equipo del Instituto de Biología Evolutiva (IBE), un centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universidad Pompeu Fabra, ha realizado el estudio más extenso hasta la fecha sobre los elementos reguladores del genoma de los primates. En su exhaustivo análisis, el equipo de investigación liderado por Tomàs Marquès-Bonet, investigador principal en el grupo de Genómica Comparativa del IBE, ha analizado un espectro muy amplio de señales de regulación de los genes en grandes simios y humanos, incluyendo señales débiles pasadas por alto en trabajos anteriores.

El estudio coliderado por el investigador David Juan del IBE ha revelado que en humanos las señales de regulación más débiles – que habitualmente no se estudian – tienen un papel relevante en la regulación de genes vinculados al cerebro. La investigación abre la puerta a descifrar el impacto que estas señales pueden tener en la evolución de los humanos y de otros primates.

El equipo de investigación ha analizado las señales epigenómicas en líneas celulares de grandes simios y humanos con mucha resolución. En particular, la investigación aporta nuevos datos epigenómicos de cuatro especies de grandes simios y otros primates: chimpancés, gorilas, orangutanes y macacos.

La investigación podría ayudar a entender cómo se regulan las células de los primates y cuáles de estos mecanismos se han conservado a lo largo de la evolución

«En el estudio usamos líneas celulares linfoblastoides de humanos y otros primates porque proporcionan una base sólida como modelo. Posteriormente, comparamos las señales epigenómicas entre las diferentes especies, incluyendo las señales más débiles en el análisis», comenta Raquel García, doctorada en el grupo de Genómica Comparativa del IBE y primera autora del artículo.

«Cuando nos concentramos en detectar aquellas características específicas de humanos en las señales epigenómicas más débiles, vimos que están relacionadas con funciones propias del cerebro», explica Paula Esteller, estudiante de doctorado en el grupo de Marquès-Bonet y coautora del estudio. «Esto abre la puerta a estudiar el rol de las señales epigenómicas débiles en profundidad, pues podrían tener un papel importante en distintos órganos de humanos u otros primates».

El estudio, desarrollado con células linfoblastoides, bastante accesibles y fáciles de cultivar, sugiere que este modelo podría proporcionar información de otros tejidos mucho más inaccesibles, como es el caso del cerebro. La investigación podría ayudar a entender cómo se regulan las células de los primates y cuáles de estos mecanismos se han conservado a lo largo de la evolución. El trabajo también aporta un amplio recurso de datos genómicos y epigenómicos en primates que se ponen a disposición de toda la comunidad científica.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí

Ver más

  • Responsable: Eva Serra Sánchez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Nominalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.