Piotr Kropotkin

Kropotkin en sus años de madurez / Wikimedia

Tal día como hoy… 8 de febrero de 1921 fallecía Piotr Alekséyevich Kropotkin

 

El 8 de febrero de 1921 fallecía a los 78 años de edad en Dmítrov, cerca Moscú (Rusia), Piotr Alekséyevich Kropotkin, eminente científico y destacado intelectual y activista anarquista. Aristócrata de nacimiento, fue uno de los más destacados representantes del anarquismo mundial.

 

CV / Nada llevaba a pensar que su biografía iba a ser la que fue. Nació en Moscú el 9 de diciembre de 1842 en el seno de una familia aristocrática. Su padre era príncipe y dueño de grandes latifundios, y su madre hija de un general zarista. A los 12 años ingresó en la academia militar de San Petersburgo, la más selecta de todas, en la cual recibió una sólida formación científica.

En 1862 fue destinado como oficial en Siberia como geógrafo, donde tomó contacto con presos que le iniciaron en las ideas anarquistas

En 1862 fue destinado como oficial en Siberia, teniendo a su cargo un estudio sobre el sistema penitenciario y varios trabajos de investigación y exploración geográfica. Allí tomó contacto con presos que le iniciaron en las ideas anarquistas, a la vez que los trabajos geográficos le aportaron datos para su futura teoría del mutuo apoyo -cooperación intraespecífica- y el altruismo en las sociedades animales, contra la idea darwinista social de la competencia como criterio de selección y evolución. La vida de Kropotkin fue la continua alternancia entre sus estudios y reflexiones científicas y su actividad revolucionaria.

En 1866 dejó el ejército en protesta por la cruel represión llevada a cabo contra un amotinamiento de prisioneros forzados. Regresó a Moscú en 1867 y se dedicó primordialmente a la actividad científica, siendo secretario de la sección de Geografía Física de la Sociedad Geográfica Rusa. Llevó a cabo exploraciones de glaciares en Finlandia y Suecia entre 1871 y 1873. También elaboró una hipótesis sobre la desecación de Eurasia, afirmando que la última glaciación había llegado hasta el centro de Europa. Publicó destacados trabajos, en los que refutó las conjeturas de von Humboldt sobre el modelo alpino. No había cumplido aún los 30 años y era ya una celebridad científica, lo que le auguraba un prometedor futuro como investigador.

En realidad, Kropotkin había estado llevando una doble vida, alternando su condición de joven y prometedor geógrafo con la de activista clandestino

En realidad, Kropotkin había estado llevando una doble vida, alternando su condición de joven y prometedor geógrafo con la de activista clandestino. Había estado leyendo a Proudhom, a Malatesta y a Bakunin, y se inclinaba cada vez más hacia el anarquismo, bajo su forma de anarco-comunismo. Tras fallecer su padre y heredar una importante fortuna, se decidió a emprender un viaje por Europa para conocer la situación del movimiento obrero, de fuerte inspiración anarquista en aquellos tiempos. En Ginebra se hizo miembro de la I Internacional.

Tras su vuelta a Rusia, fue detenido a finales de 1873, acusado de actividades clandestinas. En 1876 protagonizó una sonora fuga, con cena en un lujoso restaurante de San Petersburgo, y emprendió el camino del exilio, que se prolongó por más de cuarenta años, durante los cuales deambuló por Europa y América, dedicándose tanto a la actividad política en la internacional, como a la teorización del anarquismo, a la vez que se ganaba la vida con la publicación de escritos científicos en prestigiosas publicaciones como ‘The Times’, ‘Nature’ o la Enciclopedia Británica, entre otras. En 1878 contrajo matrimonio con una joven rusa emigrada, Sofía Anaiev, que fue su compañera el resto de su vida.

En 1886 se instaló en Inglaterra, reduciendo sus actividades militantes y volcándose más hacia la vida sedentaria y la actividad científica. La ideología anarquista por su parte iba perdiendo fuerza en el movimiento obrero europeo ante el empuje del socialismo. Al año siguiente nació su única hija, Alexandra, llamada así en memoria su hermano, también militante anarquista. En 1890 publicó la que sería su obra más importante ‘La conquista del pan’.

Al estallar la I Guerra Mundial se declaró ferviente partidario de los aliados, lo que le indispuso con el movimiento anarquista, que era contrario a la guerra

Al estallar la I Guerra Mundial se declaró ferviente partidario de los aliados, lo que le indispuso con el movimiento anarquista, que era contrario a la guerra. Kropotkin creía que la Alemania militarista creada por Bismark era un peligro, y que tras su caída podría estallar la revolución. Sus actividades públicas fueron reduciéndose debido al empeoramiento de su salud, y en muchas ocasiones su esposa le substituyó.

Regresó a Rusia tras el estallido de la revolución de febrero y la caída del zar, ya anciano y siendo recibido multitudinariamente como una celebridad. Propuso continuar en la guerra, lo que le enemistó con los bolcheviques y, de nuevo, con sus correligionarios anarquistas, siendo cortejado por Kerenski, que le ofreció un puesto de consejero que rechazó. Tras la revolución de octubre, se opuso a los bolcheviques y a sus crecientes veleidades autoritarias, pero no fue molestado, se dice que por órdenes directas de Lenin. Aun con su salud muy deteriorada, intentó reorganizar el movimiento anarquista en Rusia.

Piotr Kropotkin murió de una neumonía la madrugada del 8 de febrero de 1921. Algunos líderes anarquistas encarcelados fueron liberados para poder asistir al sepelio del último príncipe anarquista

Piotr Kropotkin murió de una neumonía la madrugada del 8 de febrero de 1921. Más de 100.000 personas asistieron a sus funerales. Fue enterrado en el cementerio moscovita de Novodevichi. Algunos líderes anarquistas encarcelados fueron liberados para poder asistir al sepelio del último príncipe anarquista. Su entierro fue la última gran demostración antibolchevique en la Rusia soviética. Fue también el único opositor cuyo nombre no fue proscrito durante el estalinistmo, aunque solo constando como geógrafo. Kropotkin fue sin duda el último príncipe del anarquismo.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí