El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente defiende el mantenimiento de esta medida con financiación comunitaria.

El Parlamento Europeo y el Consejo aprueban el Reglamento que asegura la vigencia del Plan de Ayuda Alimentaria para 2012 y 2013

.

El Diario Oficial de la Unión Europea ha publicado el Reglamento que garantiza la vigencia del Plan de Ayuda Alimentaria a las personas más necesitadas de la Unión Europea durante los años 2012 y 2013, tras su aprobación en la Eurocámara.

A partir del 2014 la continuidad del Plan de Ayuda Alimentaria dependerá de la propuesta que haga la Comisión en el marco financiero plurianual 2014-2020, que será sometido a debate a lo largo del año 2012.

La principal novedad del Reglamento radica en que, cuando no se dispongan de existencias de intervención pública de productos agrarios para intercambiar por alimentos, se podrán adquirir directamente en el mercado. Además, los alimentos ya no tendrán que proceder exclusivamente de los derivados de los productos de intervención. Esta nueva disposición permitirá suministrar una mayor variedad de alimentos.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente desarrollará el Plan 2012 y 2013 a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), responsable desde 1986 de la ejecución en España de este programa. De cara al futuro, España defenderá que se mantenga esta medida con financiación comunitaria, enmarcada en el Fondo Social Europeo, como pieza fundamental de la Estrategia Europa 2020 en cohesión social, económica y territorial. Existe un grupo de países que consideran que, al tratarse de un programa de política social, se debería de financiar con los respectivos presupuestos nacionales.

La UE ha asignando a España 300 millones de euros para el desarrollo de los planes anuales en los últimos 5 años. En este periodo, se han entregado a las empresas agroalimentarias adjudicatarias del orden de 640 millones de kg de productos de intervención (fundamentalmente cereales, azúcar y leche desnatada en polvo. Como contrapartida, las empresas han suministrado aproximadamente 320 millones de kg de hasta 24 tipos diferentes de alimentos, tales como arroz blanco, galletas, pasta alimenticia, leche UHT y harina, entre otros.

Actualmente, los alimentos se hacen llegar a más de 1.800.000 personas con escasos recursos, a través de 8.000 entidades benéficas. En la complicada tarea de repartir todo este alimento juegan un papel fundamental las organizaciones designadas a tal efecto, Cruz Roja Española y la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL).

En la página web del FEGA se pueden consultar todos los detalles relativos a la puesta en marcha del Plan de Ayuda Alimentaria a las Personas más Necesitadas.

Share