Podemos dice que a día de hoy su voto es un “no” a los presupuestos del PSOE

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha asegurado que, a día de hoy, el voto de la formación morada a los presupuestos del Gobierno del PSOE es “no” por la falta de “avances” en los compromisos presupuestarios que le ha transmitido el Ejecutivo.

 

EFE / No obstante, Echenique ha subrayado en rueda de prensa que espera “reconducir la situación” durante esta semana, y ha afirmado que la voluntad de su partido es “constructiva” para buscar un acuerdo para que las cuentas públicas del próximo año respondan verdaderamente a las necesidades que tiene “la gente”.

Echenique ha destacado la falta de “avances decididos” para conseguir una bajada de los alquileres o combatir la precariedad laboral

Entre los aspectos que bloquean el apoyo de Podemos a los nuevos presupuestos ha destacado la falta de “avances decididos” para conseguir una bajada de los alquileres, para combatir la precariedad laboral, con medidas como subir a 1.000 euros el Salario Mínimo Interprofesional en 2019, y también en materia de dependencia.

Pablo Echenique ha anunciado el “no” de su partido a los presupuestos en una rueda de prensa posterior al Consejo de Coordinación del partido, acompañado de la diputada Noelia Vera.

El problema, según han puntualizado fuentes de la formación morada, es que los documentos que les ha hecho llegar el Gobierno, en los que pone negro sobre blanco aspectos concretos de la negociación presupuestaria, resultan “decepcionantes”, no contienen plazos concretos o si los incluyen son muy dilatados.

Sin embargo no descarta alguna conversación, o incluso algún encuentro personal entre su líder, Pablo Iglesias, y el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez

No tira la toalla Podemos sin embargo en una semana que el propio Echenique reconoce como “decisiva” para que el Gobierno pueda sacar adelante sus cuentas, y en este sentido no descarta que alguna conversación, o incluso algún encuentro personal entre su líder, Pablo Iglesias, y el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

De hecho, el viernes pasado el propio Iglesias se mostraba mucho más optimista respecto a la viabilidad de los presupuestos que lo que ha sido hoy el secretario de Organización.

Según sus explicaciones, ello obedece a que lo que “transmitían verbalmente” desde el Gobierno no se ha reflejado después en unos documentos donde Podemos detecta “un montón de pasos atrás”.

Comprometido a “matarse a trabajar” en favor de unos presupuestos sociales que atiendan a las demandas ciudadanas, Pablo Echenique ha citado los “temas muy importantes” que hacen que “en estos momentos estemos en el no”, ha recalcado.

La subida a 1.000 euros del SMI es otro aspecto sustancial para Podemos, que recalca el impacto positivo que tendría para la Seguridad Social

Las medidas para bajar el precio de alquiler constituyen el primer escollo, ya que Podemos reclama una regulación de precios en las zonas más encarecidas, algo que no está haciendo el Gobierno, así como actuar contra los “grandes tenedores” de vivienda, como la banca, a fin de que pongan este parque en el mercado.

La subida a 1.000 euros del SMI es otro aspecto sustancial para Podemos, que recalca el impacto positivo que tendría para la Seguridad Social, con una recaudación extra que Echenique cifra en 2.500 millones de euros más, sin coste alguno para el Gobierno.

También reclama bajar de 55 a 52 años la edad mínima para optar a subsidios de parados de larga duración y considerando únicamente los ingresos del trabajador y no de toda la unidad familiar.

En materia de dependencia, exige “más avances” para atender a las 300.000 personas que en España están reconocidas como dependientes y no reciben las prestaciones a las que tienen derecho.

En materia de dependencia, exige “más avances” para atender a las 300.000 personas que en España están reconocidas como dependientes

Estas son las cuestiones sobre las que Podemos pone más énfasis, aunque también mantiene discrepancias con otros capítulos, como la forma en que el Gobierno ha intentado bajar la factura de la luz.

Tampoco renuncia al llamado “impuesto a la banca”, en el que ve al Ejecutivo “cerrado en banda”, según Echenique, quien ha hecho hincapié en que es necesario recuperar al menos una parte de los 60.000 millones de euros que costó el rescate a los bancos.

Y reclama una fiscalidad más rigurosa con las SICAV, las grandes empresas y las grandes fortunas, porque “quien más gana tiene que contribuir más a las arcas del Estado”, ha sentenciado.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí