Los datos muestran que Barcelona tiene mucho poder para atraer población joven altamente cualificada / Imagen: Proporción de immigrantes con estudios universitarios (pobl.25-49 años, %) / UAB

Barcelona atrae talento pero lo reparte de forma desigual

.

Barcelona se polariza territorialmente como consecuencia de la movilidad residencial y las migraciones, según el estudio del CED-UAB, que constata que la mitad de la población de entre 25 y 39 años tiene estudios universitarios (el 43% de los hombres y el 55% de las mujeres).

.

UAB / Un estudio del Centro de Estudios Demográficos (CED) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), que se publica hoy en la revista de divulgación de demografía “Perspectivas Demográficas” (julio 2016, n.3) proporciona una nueva evidencia sobre los procesos de segregación territorial en la ciudad de Barcelona en un artículo titulado “Atracción de talento y polarización socioeconómica en Barcelona”. El estudio pone énfasis en el papel clave de la movilidad residencial y de las migraciones como mecanismo que acentúa las diferencias socioeconómicas del territorio.

Una media de unas 80.000 personas han llegado anualmente al municipio de Barcelona durante el periodo 2011-2014 

Los datos muestran que Barcelona tiene mucho poder para atraer población joven altamente cualificada. Una media de unas 80.000 personas han llegado anualmente al municipio de Barcelona durante el periodo 2011-2014. El 45% de esta población procedía del resto de Cataluña, el 35% del extranjero y el 20% de otros puntos de España. La mitad de la población de entre 25 y 39 años tiene estudios universitarios (43% de los hombres y el 55% de las mujeres), una proporción que ha ido en aumento durante el período estudiado (2014 alcanzó el 47% entre los hombres y el 58% entre las mujeres).

La población de nacionalidad extranjera procedente del resto de Cataluña y España es la que presenta un nivel de formación más bajo, con un 30% de adultos-jóvenes con estudios universitarios.

En cambio, más del 65% de la población adulta-joven que procede de otros puntos del mundo, ya sea de nacionalidad española o extranjera, y la de nacionalidad española que llega desde el resto de España tiene estudios universitarios.

Si se compara con el resto de municipios metropolitanos, el 56% de la población de 25 a 39 años que llegó a Barcelona (entre 2007 y 2011) tenía estudios universitarios, mientras que sólo tenían el mismo nivel de instrucción el 32% de personas que llegaron a los municipios metropolitanos.

.
Selección por barrios

Todo el poder que Barcelona tiene para atraer a población cualificada, le falta para distribuirla uniformemente en los barrios de la ciudad. La población de nacionalidad española se concentra de forma notable en el barrio de la Vila de Gràcia, aunque también se localiza preferentemente en todos los barrios del Eixample, así como en Sants-Montjuïc (Sants y Poble Sec), Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi y Sant Martí. La población con estudios universitarios de nacionalidad extranjera se concentra de forma destacada en los barrios del distrito de Ciutat Vella.

Todo el poder que Barcelona tiene para atraer a población cualificada, le falta para distribuirla uniformemente en los barrios de la ciudad 

Los barrios más alejados del centro de la ciudad sobresalen como áreas de destino de población menos formada: los distrito de Nou Barris y Horta-Guinardó, los barrios de la ribera del Río Besós, y los de la Marina de Puerto y de la Marina del Prat Vermell en Sants-Montjuïc. Entre la población de nacionalidad extranjera, también destaca de forma notable el asentamiento en los barrios del Raval y Poble Sec.

La población con estudios universitarios que inicia su cambio de domicilio en los barrios con rentas más bajas tiene el doble de probabilidades de situar la nueva residencia en un barrio de mayor renta que la población con estudios primarios (60% contra 30%). Conforme aumenta el nivel de estudios, menor es la probabilidad de cambiar de domicilio en los barrios con menor renta. En cambio, las probabilidades de llegar a un barrio de rentas altas incrementan a medida que aumenta el nivel de instrucción en todos los grupos de barrios de origen.

Todo ello está alimentando el proceso de polarización socioeconómica de la ciudad de Barcelona, ​​en la línea de lo que sucede en otras ciudades europeas.
La atracción de población muy formada tiene efectos en el mercado de la vivienda, que ha traducido esta presión en un reciente aumento de los precios en los sectores en los que se concentra la demanda.

Los barrios más alejados del centro de la ciudad sobresalen como áreas de destino de población menos formada

De la experiencia de otras ciudades que se han especializado en atraer población altamente cualificada se sabe que en determinados sectores de la ciudad la vivienda se ha convertido en un bien exclusivo (y excluyente) y que esta área de exclusividad se expande desde los barrios centrales, generando una progresiva suburbanización de la pobreza.

El autor del estudio, Antonio López Gay, investigador del Centro de Estudios Demográficos de la UAB, explica en el artículo que “para que Barcelona no muera de éxito, el modelo a seguir debe incorporar políticas redistributivas de los beneficios que genera la atracción de población cualificada; la articulación metropolitana de estas políticas es esencial”.

.

Referencia:

López-Gay, Antonio: “Atracción de talento y polarización socioeconómica en Barcelona”, Revista Perspectivas Demográficas, núm. 3, julio 2016)::http://ced.uab.cat/PD/PerspectivesDemografiques003_ESP.pdf,

.

Share