Comercio y desarrollo sostenible

La UE desea incluir en la ATCI las disposiciones más ambiciosas sobre trabajo, medio ambiente y desarrollo sostenible

.

La Comisión Europea ha publicado hoy su propuesta de capítulo sobre comercio y desarrollo sostenible, que incluye el ámbito laboral y de protección del medio ambiente, en las actuales negociaciones comerciales entre la UE y los EE. UU.

.

«El comercio no trata solo de nuestros intereses económicos, sino también de valores. Por ello proponemos un enfoque muy ambicioso del desarrollo sostenible en las negociaciones comerciales entre la UE y los EE. UU.», reza su comunicado.

El proyecto de capítulo sobre desarrollo sostenible de la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (ATCI, en sus siglas inglesas TTIP) presenta las disposiciones más ambiciosas jamás presentadas a un socio comercial sobre estas cuestiones. Este enfoque se ajusta a la nueva estrategia comercial de la UE «Comercio para todos», que tiene por objetivo implantar políticas comerciales más responsables, tanto internamente como a nivel mundial.

Garantizar las normas sobre el trabajo infantil, la salud y la seguridad en el trabajo, los derechos de los trabajadores y la protección del medio ambiente son algunas de las prioridades

El objetivo principal de dicho capítulo consiste en garantizar que las exigentes normas sobre trabajo y medio ambiente se mantienen tanto en la UE como en los EE. UU., y que cooperamos para hacer frente a los retos de la economía mundial, como el trabajo infantil, la salud y la seguridad en el trabajo, los derechos de los trabajadores y la protección del medio ambiente, entre otros. Una vez que hayamos alcanzado un acuerdo, la UE trabajará para garantizar que todas las disposiciones de este capítulo se respeten, se apliquen y se hagan cumplir.

La propuesta sobre el desarrollo sostenible en la ATCI presenta un enfoque integrado en materia de comercio y desarrollo sostenible, que también abarca el trabajo y el medio ambiente y reafirma el derecho de los gobiernos a legislar sobre trabajo y protección del medio ambiente. La propuesta también hace referencia a los compromisos adquiridos en el marco de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y los acuerdos multilaterales sobre medio ambiente, a fin de que ambas partes respeten un conjunto común de normas medioambientales y normas laborales fundamentales. Además, el texto incluye la obligación de no hacer menos estricta la normativa interna de protección laboral y del medio ambiente como medio para atraer comercio o inversiones.

Al mismo tiempo, la Comisión Europea también presentará el primer informe detallado de este tipo sobre la última ronda de negociaciones de la ACTI, que tuvo lugar en octubre. En él se resumen los debates mantenidos en los tres ámbitos del acuerdo: acceso al mercado, aspectos reglamentarios y normas.

.