Las discapacidades auditivas tempranas en niños pueden afectar al aprendizaje lingüístico y provocar problemas del comportamiento / Imagen: Afhelo

Un descubrimiento científico financiado con fondos europeos en beneficio de millones con discapacidades auditivas

.

Investigadores europeos han creado un fármaco que podría transformar las vidas de aquellos con discapacidades auditivas y sacar provecho de un mercado amplio.

.

Cordis / Los posibles beneficiarios de este descubrimiento, realizado por el proyecto financiado por la Unión Europea AFHELO, incluyen personas expuestas a ruido (a causa de accidentes, condiciones de trabajo duras o exposición a actividades militares) y la cada vez mayor proporción de mayores en Europa que se enfrentan a discapacidades auditivas propias de la edad. Cerca del 10 % de la población mundial (40 % de los mayores de sesenta y cinco años) tiene problemas auditivos.

Cerca del 10 % de la población mundial (40 % de los mayores de sesenta y cinco años) tiene problemas auditivos

«El proyecto AFHELO se puso en marcha para determinar si el compuesto AF243 (un derivado del colesterol) podría utilizarse como fármaco de prevención y curación ante la pérdida de audición», explicó Stéphane Silvente, presidente de la empresa tecnológica francesa Affichem, entidad coordinadora del proyecto. «Estudios recientes, como el proyecto financiado con fondos europeos EUROEAR, mostraron la capacidad de este compuesto para restaurar la funcionalidad del nervio auditivo y de esta manera aumentar la eficacia de los implantes cocleares».

El proyecto podría además tener efectos socioeconómicos. Las discapacidades auditivas tempranas en niños pueden afectar al aprendizaje lingüístico y provocar problemas del comportamiento, mientras que en adultos es la integración social la que se resiente cuando existe una dificultad para oír adecuadamente.

afhelo_edited

.

Estudios preclínicos realizados por el equipo del proyecto confirmaron las propiedades neurotróficas y neuroprotectoras de AF243 y además su capacidad para restaurar la funcionalidad de los nervios auditivos y evitar pérdidas de audición inducidas por una pérdida de audición. «Cabe señalar que AF243 es seguro y su producción sencilla», añadió Silvente. «En conjunto, nuestros resultados sustentan la conclusión de que AF243 contribuye a evitar la pérdida de audición y a tratarla».

El proyecto AFHELO llegará a su fin a mediados de 2016, pero su labor no se detendrá hasta lograr aprovechar al máximo el potencial de AF243. El paso siguiente consistirá en la validación de la eficacia del fármaco en cohortes animales de gran tamaño, mientras que en paralelo se trabajará en un método de administración local. A continuación se procederá a poner en marcha estudios regulatorios, un requisito previo a los ensayos con humanos. «Las primeras evaluaciones en humanos podrían iniciarse en un par de años», aventuró Silvente. «Continuaremos trabajando para hacer partícipes del proceso a las asociaciones de pacientes y a los organismos regulatorios».

Para oír de un modo adecuado es necesario que el epitelio sensorial del oído interno mantenga su integridad

Otro objetivo del proyecto es alcanzar una mejor comprensión de las causas del inicio temprano de la pérdida de audición. Para oír de un modo adecuado es necesario que el epitelio sensorial del oído interno mantenga su integridad, pero la discapacidad auditiva se produce cuando las células ciliadas sensoriales mueren y se degeneran las neuronas del ganglio espiral. Aún no existe un fármaco curativo o preventivo para la incapacidad auditiva y las opciones clínicas se limitan al uso de prótesis como los implantes cocleares.

Los folículos y las neuronas mencionadas tienen el mismo origen y el equipo observó que los factores de crecimiento que influyen en la diferenciación podrían servir como diana terapéutica. Por ello, el proyecto AFHELO estudió los efectos de AF243 en la diferenciación celular y la supervivencia de las neuronas y descubrió la enorme eficacia del compuesto. El equipo también descubrió que una deficiencia de ácido fólico daba lugar a una pérdida de audición prematura, lo que muestra que los malos hábitos alimenticios pueden tener un efecto muy profundo en la audición.

.

Fuente:

Basado en una entrevista al coordinador del proyecto AFHELO.

.