Premio Internacional de Novela Histórica Barcino, para Eduardo Mendoza

Eduardo Mendoza

El escritor Eduardo Mendoza es el nuevo Premio Internacional de Novela Histórica Barcino, galardón que concede el Ayuntamiento de Barcelona. De hecho, Barcelona constituye el marco de referencia de la mayor parte de sus narraciones.

 

El jurado, integrado por el periodista Òscar López, la novelista Care Santos, el periodista cultural Sergi Doria, el escritor Enric Calpena y el comisario de Barcelona Novel·la Històrica, Fèlix Riera, que ejerce de presidente del jurado, ha decidido, por unanimidad, concederle el galardón, y dice del autor barcelonés: “Mendoza disecciona las grandezas y miserias de su ciudad, donde las clases dirigentes ponen en cada época el disco que hemos de escuchar.

Mendoza escucha el disco y luego lo tararea con la tesitura del cachondeo. Un método que atraviesa una veintena de novelas que nos explican e implican en lo que Pla denominó la ‘discusión entrañable’ de una Barcelona que no siempre ‘es buena’: el enredo de la bolsa y la vida”.

Físicamente, el Barcino le será entregado el 9 de noviembre, dentro del festival Barcelona Novel·la Històrica

El jurado, en su veredicto, también recuerda que Mendoza tiene “todos los premios: el Cervantes, el Liber, el Planeta, el Nacional, el Kafka… pero recibir el que lleva el nombre de tu ciudad tiene su gracia”. Físicamente, el Barcino le será entregado el 9 de noviembre, dentro del festival Barcelona Novel·la Històrica.

Nacido en 1943, Eduardo Mendoza es licenciado en Derecho, y en la actualidad reside entre la capital catalana y Londres. Su primera novela, La verdad sobre el caso Savolta, se publicó en 1975 y obtuvo inmediatamente una gran acogida. Cuatro años más tarde publicó El misterio de la cripta embrujada, una peculiar parodia de la novela de misterio donde reveló su faceta humorística. La que posiblemente es su obra de más renombre, La ciudad de los prodigios, data de 1986, y tiene el trasfondo histórico de la Barcelona entre la Exposición Universal y la Exposición Internacional. De hecho, Barcelona constituye el marco de referencia de la mayor parte de sus narraciones.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí