Prevenir la obesidad

La obesidad constituye un tema de gran importancia para la salud pública de la Unión Europea, motivo por el que su reducción figura entre las prioridades de todos los gobiernos del continente.

Nuevo proyecto comunitario para controlar mejor la obesidad en Europa

.

Acaba de ponerse en marcha un nuevo e innovador proyecto financiado con fondos europeos que pretende desarrollar y probar nuevos productos alimenticios que sacien el apetito con mayor rapidez y de ese modo contribuir al control del peso y prevenir la obesidad.

En SATIN («Innovación hasta la saciedad») se han reunido especialistas en el consumo de calorías y el control dietético procedentes de entidades académicas y empresariales con el propósito de obtener dichos productos empleando las últimas y más innovadoras técnicas de procesado.

SATIN cuenta con una financiación de 5 992 880 euros adjudicada en virtud del tema «Alimentos, agricultura y pesca, y biotecnología» del Séptimo Programa Marco (7PM) de la UE y sus investigadores, de Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Italia, Países Bajos, Austria, Suecia y Reino Unido, estudiarán los procesos biológicos que se producen en el estómago y el encéfalo y repercuten en la sensación de saciedad.

Los investigadores de las instituciones participantes, entre las que hay destacados institutos de investigación, grandes empresas y también pequeñas y medianas empresas (PYME) del sector dedicado a la producción y venta de alimentos, concretamente especializados en la formulación y obtención de alimentos nuevos, dilucidarán si su planteamiento es eficaz para controlar el peso.

La obesidad constituye un tema de gran importancia para la salud pública de la Unión Europea, motivo por el que su reducción figura entre las prioridades de todos los gobiernos del continente. En el Reino Unido, por ejemplo, se calcula que en 2050 padecerán de obesidad el 60 % de los hombres, el 50 % de las mujeres y el 25 % de los niños.

La obesidad tiene consecuencias graves en la salud, puesto que incrementa el riesgo de padecer diabetes de tipo 2, ciertas formas de cáncer y patologías cardiacas y hepáticas, y también en el presupuesto sanitario, pues en algunos países europeos ya representa el 5 % del gasto público en salud.

.

Aplacar el apetito

El profesor Jason Halford de la Universidad de Liverpool, entidad coordinadora, declaró: «Las personas obesas encuentran dificultades importantes para perder peso y mantenerlo a un nivel adecuado. Por regla general, la obesidad se debe a un consumo excesivo, causado por la sensibilidad natural del individuo a los estímulos alimenticios y el placer derivado de ingerir alimentos ricos en grasas y azúcares.

Con frecuencia, las personas obesas y con sobrepeso no se sienten saciadas después de comer, en parte porque los alimentos con alta densidad calórica por los que se decantan influyen poco en las señales hormonales gastrointestinales que activan las sensaciones de satisfacción y saciedad.

SATIN tratará de aprovechar el conocimiento más preciso que se posee sobre la expresión del apetito, es decir, de qué manera los alimentos que ingerimos influyen en el comportamiento al comer y en el apetito. Si logramos producir alimentos que llenen más rápido al consumidor, prolonguen esa sensación y tengan buen sabor, podremos contribuir a moderar el apetito y, al mismo tiempo, a mantener una dieta equilibrada y sana.»

En SATIN se recurrirá a tecnologías avanzadas de procesado de alimentos, por ejemplo formas avanzadas de fermentación, tecnología de vacío, aplicación de enzimas, emulsificación, ultrafiltrado, secado, sublimación y congelación, tratamiento térmico, modificación proteica y encapsulación. Con ellas se modificará la estructura de los alimentos para acelerar la sensación de estar lleno, potenciar la saciedad y aplacar el apetito.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí