Industria lítica associada a ‘Homo antecessor’ encontrada en la unidad TD6, en Gran Dolina, Atapuerca – Andreu Ollé/IPHES

Nuevos datos sobre la tecnología que utilizó ‘Homo antecessor’ en el primer caso de canibalismo en el mundo

.

La revista ‘PLOS One’ ha publicado recientemente una actualización del estudio de la tecnología lítica fabricada por Homo antecessor de la unidad TD6 de Gran Dolina (Atapuerca, Burgos, España), hace unos 850.000 años. La investigación se basa en las herramientas que miembros de esta especie utilizaron para descarnar animales y humanos en el primer caso de canibalismo registrado en el mundo. Firman el artículo Marina Mosquera, Andreu Ollé, Xosé Pedro Rodríguez y Eudald Carbonell, personal investigador del IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social) y de la URV (Universitat Rovira i Virgili).

.

IPHES / Las excavaciones de la unidad TD6 se han concentrado hasta la fecha en la regularización de la sección estratigráfica de Gran Dolina, lo que supone una superficie de excavación variable de alrededor de 20metros cuadrados. Estos trabajos se llevaron a cabo en dos fases: entre los años 1994-1997 y entre 2000-2011.

La investigación se basa en las herramientas que miembros de esta especie utilizaron para descarnar animales y humanos en el primer caso de canibalismo registrado en el mundo

Se prevé que la excavación en extensión de la unidad completa se produzca en no menos de 5 o 10 años, una vez excavados las unidades más modernas que descansan por encima de TD6. El conjunto arqueopaleontológico y paleoantropológico de esta unidad está constituido por alrededor de 9.550 restos faunísticos, 1.046 artefactos líticos, 91 semillas de almez y 170 restos de homininos.

La actualización tecnológica que se presenta en este trabajo incluye el análisis y la ilustración detallados de las piezas más significativas de industria lítica, la presentación por vez primera de 12 grupos de remontajes que avalan la buena preservación del yacimiento, y el análisis y la distribución espacial de los artefactos líticos en la estratigrafía, junto con los restos de homininos.

Todo ello lleva a los investigadores a concluir que, pese a que la tecnología no varió substancialmente, existieron dos fases principales de ocupación humana de Gran Dolina hace 850.000 años: en una primera, los homininos utilizaron muy marginalmente la cavidad, pero poco a poco su presencia se va haciendo más intensa hasta que en las fases medias y finales, se asienta un campamento base, en el que se incrementan notablemente las actividades, incluyendo los eventos de canibalismo.

.

Share