Primer ratón de ordenador

Los ratones de Apple, de izquierda a derecha: Macintosh Ratón, Apple Desktop Bus Ratón, Apple Desktop Bus ratón II, Ratón USB, Pro Mouse. / Wikimedia - Christopher W. - originally posted to Flickr as The Apple Mouse

Tal día como hoy… 9 de diciembre de 1968 nacía el primer ratón de ordenador

 

El 9 de diciembre de 1968, en San Francisco (California, EEUU) se presentaba oficialmente el «X-Y Position Indicator for a Display System» (Indicador de Posición X-Y para un Sistemas con Pantalla). Su nombre indicaba con precisión las funciones para las que había sido pensado, pero pronto, una vez se popularizó años después, pasó a ser llamado comúnmente «mouse», el imprescindible «ratón» nuestros ordenadores.

 

CV / El primer «ratón» fue diseñado por Douglas Engelbart (1925-2013), que estuvieron al frente de un proyecto en el Stanford Research Institute de la Universidad de Stanford, la universidad que tantos talentos aportó a la revolución de Silicon Valley. Su aparición significó un avance definitivo para las primeras interfaces gráficas de usuario. El primer prototipo estaba hecho con cubierta de madera y poco después fue perfeccionado por los laboratorios de Palo Alto.

El primer «ratón» fue diseñado por Douglas Engelbart. Su aparición significó un avance definitivo para las primeras interfaces gráficas de usuario

Pese a los años transcurridos desde entonces, y a la vertiginosa velocidad a que se mueve la tecnología, muy especialmente en el campo informático, sus funciones básicas eran básicamente las mismas que hoy en día. Con dos ruedas metálicas que movían dos ejes al desplazarse por la superficie (de la alfombrilla, o mouse pad), los cuales, a su vez, controlaban los movimientos horizontal y vertical del cursor en la pantalla, ejerciendo de intermediario directo entre la persona y el ordenador.

El mouse tenía la ventaja de que cualquiera podía aprender a manejarlo, a diferencia del teclado, máxime en unos tiempos en que, para ejecutar un simple cálculo en el ordenador, se requería de instrucciones escritas en lenguaje de programación. Para hacernos una idea, y para aquellos que lo recuerden, digamos que las «plantillas» que se utilizaban como «chuleta» en los  primeros procesadores de textos de los años ochenta, que hoy nos parecerían un engorro intolerable, eran en comparación a aquello algo extraordinariamente avanzado, funcional y operativo… Lo dicho, en tiempo pasa muy rápido.

Para Engelbart, su auténtico artífice, el ratón era fundamental para el posterior desarrollo de distintos componentes informáticos

Para Engelbart, su auténtico artífice, el ratón era fundamental para el posterior desarrollo de distintos componentes informáticos. Entre otras razones, porque pensaba que la informática podría servir para mucho más que para realizar solo cálculos matemáticos. Pese a todo, las cosas no fueron tan rápidas y, diez años después, todavía el uso del ratón era una rareza. Ello debido fundamentalmente a dos razones. La primera, su elevado precio, entre 195$ y 400$; la segunda, mucho más importante, la inexistencia de sistemas operativos que aprovecharan sus potencialidades. Vamos, que no se hizo rico con el invento: recibió un cheque de 10.000 dólares y la patente quedó en manos de Universidad de Stanford.

El primer ordenador lanzado al mercado con ratón incorporado fue el «Xerox Star 8010», en 1981. Microsoft lo incorporó en 1983 con las primeras versiones del procesador de textos Microsoft Word, pero seguía siendo un dispositivo desaprovechado.

La popularización masiva del ratón vino de la mano de Apple, en 1984, con la computadora Macintosh

La popularización masiva del ratón vino de la mano de Apple, en 1984, con la computadora Macintosh. Steve Jobs, partiendo del ratón basado en la tecnología de Xerox, encargó a un equipo de jóvenes ingenieros informáticos que elaboraran un periférico capaz de ser producido en serie y de precio asequible: quedó entre 10$ y 35$. Y su usó se masificó entre los usuarios de Apple. Luego, en los noventa, cuando Microsoft sacó el sistema operativo Windows, el ratón se convirtió definitivamente en un periférico imprescindible.

Por cierto, la razón por la cual se le llamó mouse –ratón- fue por su forma, entendiendo que el cable era, claro, la cola del ratón…

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí