Primera travesía aérea del Canal de la Mancha

La realizaron por el estrecho de Calais, la parte más angosta del Canal de la Mancha

Tal día como hoy… 7 de enero de 1785 tenía lugar la primera travesía aérea del Canal de la Mancha

 

El 7 de enero de 1785, los aeronautas Jean-Pierre Blanchard y John Jeffries llevaban a cabo la primera travesía aérea del Canal de la Mancha. La realizaron por el estrecho de Calais, la parte más angosta del Canal de la Mancha, de 33km, a bordo de un globo aerostático. Volaron desde el castillo de Dover (Inglaterra) hasta Guînes (Francia), en dos horas y media.

 

CV / El primer vuelo tripulado en globo –exitoso- había tenido lugar el 21 de noviembre de 1783 en Francia, cuando Jean-François Pilâtre de Rozier y François Laurent d’Arlandes se elevaron de Versalles en el globo de aire construido por los hermanos Montgolfier. El primero con un aerostático de hidrógeno fue poco después, el 1 de diciembre del mismo año, con Jacques Charles y Nicolas-Louis Robert, también en París.

Jean-Pierre Blanchard (1753-1809), un apasionado de la aerostática desde su infancia, realizó su primera ascensión en globo el 3 de marzo de 1784

Jean-Pierre Blanchard (1753-1809), un apasionado de la aerostática desde su infancia, realizó su primera ascensión en globo el 3 de marzo de 1784, con una anécdota incluida que poco faltó para que se resolviera en tragedia. Cuando estaba a punto de elevarse en el Campo de Marte de París, un energúmeno de nombre Dupont de Chambon –alumno de la escuela militar de Brienne, en la cual por estos mismos tiempos estudiaba Napoleón-, exigió que se le permitiera subirse al aparato. Al negarse Blanchard, sacó su espada y rompió los amarres, poniendo el globo a la deriva. Por suerte para Blanchard, todo acabó en nada. Desde aquel día adoptó como lema la expresión latina Sic itur ad astra –de aquí a las estrellas-.

El mismo año 1784 se mudó a Inglaterra, protagonizando el segundo vuelo tripulado en este país, junto a un aeronauta inglés, John Seldon. Lo hizo con un diseño de propulsión para poder gobernar el globo, batiendo alas como un molino de viento, que fracasó. Luego lo mejoró parcialmente.

John Jeffries (1744-1819) era un físico norteamericano, meteorólogo y cirujano militar, que había servido en el ejército británico, interesado igualmente por la aerostática

Por su parte, John Jeffries (1744-1819) era un físico norteamericano, meteorólogo y cirujano militar, que había servido en el ejército británico y que acabó recalando en Inglaterra, interesado igualmente por la aerostática. Conoció a Blanchard en Londres y ambos proyectaron el vuelo. Blanchard diseñó para la ocasión un paracaídas –just in case-, que probó previamente en un perro que fue lanzado sin recibir daño alguno por el impacto de la caída. El primer paracaídas se había diseñado en 1783 y consistía en lino estirado sobre un marco de madera. Blanchard los diseñó posteriormente con seda doblada, aprovechando tanto la mayor resistencia como ligereza del material.

El vuelo fue un éxito y lanzó a Blanchard al estrellato –valga la redundancia con su lema-.  El rey Luis XVI de Francia le concedió una pensión vitalicia y ordenó colgar el globo y la barquilla en Nôtre Dame de Calais. Se dedicó entonces a recorrer Europa exhibiendo sus globos por Bélgica, Holanda, Alemania y Polonia. En 1793 dio el salto al continente americano y realizó allí el primer vuelo en globo tripulado de América. Como anécdota, estuvieron presentes en la exhibición el presidente George Washington, y los futuros presidentes John Adams, Thomas Jefferson, James Madison y James Monroe.

Sophie Blanchard / Wikimedia

Del otro protagonista, John Jeffries, se sabe que volvió a los EEUU y que se dedicó a la investigación meteorológica. El día 5 de febrero es en Estados Unidos el día nacional del hombre meteorológico, en honor al día de su muerte, que aconteció este mismo día en el año 1819.

Blanchard regresó a Francia en 1797 y se casó en 1804 con Sophie Armant, que compartía con él su pasión por los globos, y que pasó a la historia como mujer pionera de la aeronáutica con el nombre de casada, Sophie Blanchart.

 

Tiempos de riesgo para los pioneros aeronautas

El primer hombre que había volado en globo, murió a bordo de su aerostático cuando intentaba, pocos meses después que Blanchard, cruzar también el Canal de la Mancha. Blanchard sufrió un infarto mientras volaba en La Haya el 20 de febrero de 1808. Cayó del globo y murió un año después, el 7 de marzo de 1809, a consecuencia de las heridas. Su mujer, Sophie, prosiguió con la tradición y se convirtió en la mujer piloto más famosa del momento, llegando a realizar 67 ascensiones. Falleció el 6 de julio de 1819 al incendiarse su globo de hidrógeno mientras realizaba una exhibición en París. Eran tiempos de pioneros…

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí