En Myfish participan treinta y un socios de doce países dedicados a dar con una forma de poner en práctica la idea de Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) en las aguas territoriales europeas

El proyecto Myfish: resultados del primer año y planes de futuro

.

Tras su inauguración en Vigo hace ya un año, los socios del proyecto Myfish volvieron a reunirse del 5 al 8 de marzo de 2013 en Charlottenlund (Dinamarca) para evaluar los logros alcanzados hasta ahora y definir los objetivos de cara al año en curso.

Imagen: Cordis

En términos generales, el RMS permite mantener el tamaño de las poblaciones de peces en su tasa máxima de crecimiento. No obstante, su puesta en práctica implica una mayor complejidad pues distintas poblaciones de peces interactúan entre sí y con el ecosistema en general y además guardan una estrecha relación con los sistemas económicos y sociales que dependen de la pesca.

Los socios de Myfish trabajan en el desarrollo de indicadores de RMS que garanticen un rendimiento elevado sin perjuicio para ninguno de los factores implicados.

En la reunión de Charlottenlund se esbozó la forma y el contenido de las «Mesas de apoyo a las decisiones», herramientas que tendrán una importancia especial de cara al cálculo de contrapartidas que deberán realizar los gestores de la pesca y los agentes interesados en la búsqueda de soluciones a sus distintos objetivos.

Este trabajo pone de manifiesto la función crucial de los agentes interesados en la definición de planes de gestión de la pesca y supone el primer paso de la estrategia del proyecto encaminada a lograr una participación efectiva de éstos.

Según la Dra. Cathy Dichmont del CSIRO (Australia) y miembro del Comité Consultivo Científico de Myfish: «El proyecto Myfish desarrolla herramientas vanguardistas a partir de varios estudios de casos para introducir ideas ecosistémicas en la gestión pesquera convencional».

Además de investigar casos prácticos en cinco ámbitos geográficos de Europa (Mar Báltico, Mar del Norte, aguas occidentales, Mar Mediterráneo y poblaciones pertenecientes a distintas zonas geográficas), el consorcio dedica ahora atención a la gestión pesquera en zonas marinas no europeas como Australia, Alaska y las Islas Feroe.