‘Psicosis’

Fotograma del trailer de la película: Hitchcock muestra la casa. / Wikimedia

Tal día como hoy… 16 de junio de 1960 se estrenaba ‘Psicosis’ de Alfred Hitchcock

 

El 16 de junio de 1960 se estrenaba en los Estados Unidos la película ‘Psicosis’ –‘Psycho’ en el original inglés-, del director Alfred Hitchcock. Pese a no haber obtenido ningún Óscar, solo cuatro nominaciones, está considerada una de las obras maestras del cine de terror y suspense de todos los tiempos. Incorpora, además, innovaciones que luego se aplicaron en otras películas.

 

CV / Alfred Hitchcock estaba en horas bajas. Su última película, ‘Con la muerte en los talones’ –‘Nort by Northwest’-, no obtuvo en un primer momento demasiado éxito, lo cual  para él era un fracaso. Pensó entonces en hacer algo nuevo, y compró los derechos de una novela publicada el año anterior por un escritor llamado Robert Block, ‘Psycho’. Una sórdida historia basada lejanamente en Ed Gain, un asesino en serie de Wisconsin. La adaptación para el guion cinematográfico corrió a cargo de Joseph Stefano.

Para la idea que tenía de la película, Hitchcock pensó que no era necesario un alto presupuesto; y tenía razón

Topó con problemas para rodarla desde un primer momento. La Paramount, que tenía en vigor un contrato con Hitchcock por el que se comprometía a rodar una película suya, se negó a hacerlo por considerar el argumento demasiado repugnante, además de imposible para una película, de modo que le negó el presupuesto. Hitchcock tiró entonces de Shamley Productions, con la que acababa de producir el programa televisivo ‘Alfred Hitchcock Presents…’, y recurrió al mismo equipo. Para la idea que tenía de la película, pensó que no era necesario un alto presupuesto; y tenía razón. Apenas hay exteriores y se desarrolla en un solitario motel. Para el diseño de la mansión se inspiró en un cuadro de Edward Hooper, ‘House by the railroad’. Tanto la casa como el motel fueron construidos en el mismo estudio que había servido de escenario para ‘El Fantasma de la Ópera’.

Parece ser que, bajo presupuesto aparte, que también, la decisión de rodar ‘Psicosis’ en blanco y negro fue para evitar la sangrienta escena de la ducha. El coste total de contratación de los  operadores fue de $60.000$. La actriz Janet Leigh cobró $25.000, mucho menos que su cachet habitual; Anthony Perkins $40.000. El presupuesto total de la película fue de $806.957,45, una minucia para la época.

El guion se mantuvo fiel a la novela, con algunas salvedades menores: en la película, Sam y Marion son amantes, mientras que en la novela eran solo amigos

El rodaje se llevó a cabo en los Estudios Revue entre el 1 de diciembre de 1959 y el 1 de febrero de 1960. Con carácter previo, Hitchcock envió al subdirector, Hilton A. Green a Phoeinx (Arizona), donde supuestamente ocurrían los hechos, para filmar la escena de la apertura y los escasos exteriores. El guion se mantuvo fiel a la novela, con algunas salvedades menores: en la película, Sam y Marion son amantes, mientras que en la novela eran solo amigos; también, el asesinato del detective en el vestíbulo –la famosa escena de la escalera-, fue cosa de Hitchcock.

Más curiosidades. Es la primera película de la historia en la que se ve a alguien tirando de la cadena del wáter. En el asesinato de Janet Leigh al principio de la película, se rodó con 77 ángulos de cámara para una escena que dura 3 minutos e incluye 50 planos. Se trataba, para Hitchcock de “transferir la amenaza desde la pantalla a la mente del público”. Una vez terminado el rodaje, Janet Leigh no estuvo disponible para el tráiler, por lo que se recurrió a Vera Miles –que también intervenía en la película- para que la rodara con una peluca rubia gritando en la secuencia de la ducha. Nadie se apercibió de ello hasta muchos años después.

Janet Leigh no estuvo disponible para el tráiler, por lo que se recurrió a Vera Miles para que la rodara con una peluca rubia gritando en la secuencia de la ducha

Igualmente, Hitchcock exigió que no se admitiera la entrada de espectadores una vez hubiera empezado la sesión. Pensaba que si alguien llegaba tarde y Marion ya había sido asesinada, se perdía todo el encanto. Prohibió a Leigh y a Perkins hacer entrevistas para mantener en secreto la trama y el final, y tampoco, por la misma razón, realizó emisiones privadas previas al estreno para la prensa. La no admisión tardía le creó algunos problemas con los empresarios de las salas de cine, pero al final lo que ocurrió fue que se organizaron monumentales colas en la calle frente a las taquillas. También, como no podía ser de otra manera, tuvo problemas con la censura en prácticamente todo el mundo.

Y el resultado final, una obra maestra de la historia del cine.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí