Los satélites han podido ofrecer a la ciencia una perspectiva única y la posibilidad de realizar mediciones precisas y regulares / ESA

Cumbre del clima COP21

.

Vamos a tratar de responder a una pregunta crucial: ¿qué futuro le depara al planeta Tierra? ¿Qué ocurrirá en cien, quinientos, o incluso dentro de miles de años? Dos expertos intentarán responder a esta complicada cuestión, pero antes de ello vamos a ver a cómo las tecnologías espaciales han transformado nuestra forma de ver el planeta Tierra.

.

ESA / Cuando los primeros astronautas llegaron a la Luna, no pudieron evitarlo, y al mirar a la Tierra se maravillaron con la belleza de nuestro planeta. Allí había un punto azul… la Tierra.

En las últimas décadas se han desarrollado muchísimo los satélites de observación terrestre en órbita, que han podido ofrecer a la ciencia una perspectiva única y la posibilidad de realizar mediciones precisas y regulares. Estos satélites observan cómo funciona nuestro planeta: su atmósfera, su vegetación, sus masas de hielo y agua. Hoy en día, cosas tan normales como observar la meteorología y saber cómo evoluciona el clima con una visión global… no serían posibles sin la tecnología espacial.

En Europa, se han unido esfuerzos, poniendo en común las experiencia de observación de la Tierra con la flota de satélites Sentinel / Créditos: ESA/ATG medialab

En Europa, se han unido esfuerzos, poniendo en común las experiencia de observación de la Tierra con la flota de satélites Sentinel / Créditos: ESA/ATG medialab

.

En Europa, se han unido esfuerzos, poniendo en común las experiencia de observación de la Tierra con la flota de satélites Sentinel. Así se ha consolidado el trabajo de misiones anteriores gracias a un flujo constante y fiable de datos, dentro del marco del programa europeo Copérnico. El satélite Sentinel-3 es el más reciente y se pondrá en órbita dentro de unas semanas.

Gracias a esos instrumentos, podemos observar nuestro planeta, sí, pero ¿qué futuro le espera a nuestra Tierra?
Jean-Nöel Thépaut, meteorólogo del “Centro Europeo de Predicciones Meteorológicas a Plazo Medio” y Andrew Shepherd, profesor de la Universidad de Leeds, en Reino Unido, nos responden.

.

¿Qué se sabe con certeza sobre lo que ocurrirá en la Tierra en el futuro?

Thépaut, que además es jefe del servicio sobre cambio climático del programa Copernicus en el Centro Europeo para Predicción Meteorológica, “ECMWF“, responde: “Me parece que es muy difícil para un científico estar totalmente seguro de ciertas cosas. Solemos decir que algo es probable, muy probable o lo más probable… Por ahora, lo que sabemos a ciencia cierta es lo que estamos viendo: es decir, que la temperatura ha aumentado, que el nivel del mar está subiendo, que las masas de hielo en el mar retroceden y que los glaciares se están derritiendo.”

.

¿Dentro de 100 años, existirán aún los glaciares del Polo Norte? ¿Quedarán osos polares?

“En base a lo que sabemos, las cosas serán muy diferentes en el hemisferio norte”, asegura Shepherd, que está especializado en la observación de la Tierra, “en la Universidad de Leeds“. “El hielo marino ha retrocedido en las últimas décadas. Eso lo sabemos a ciencia cierta.

“El hielo marino ha retrocedido en las últimas décadas. Eso lo sabemos a ciencia cierta”

Las capas de hielo polares de la Antártida y de Groenlandia tienen el mismo aspecto desde el espacio, son enormes banquisas, solo que tendrán mucho menos hielo. Y ese hielo se convertirá en agua, los niveles del mar se elevarán. Y la gente tendrá que adaptarse a esos cambios”.

.

¿Cómo estar seguros de que las predicciones son correctas y de que tenemos la información necesaria sobre nuestro planeta?

Respecto a la observación de la Tierra, hemos visto que hay una gran cantidad de satélites. Sin embargo, esos datos precisos nos llegan desde hace apenas tres décadas, mientras que la observación sobre el terreno tiene más de 200 años. “En realidad contamos con algo más de tres décadas de observaciones espaciales”, asegura Thépaut.

Los satélites meteorológicos empezaron a funcionar hacia mediados de los años 60. Antes de esa fecha las cosas estaban menos claras. Así que reemplazamos esos datos con observaciones más cualitativas; pero antes, lo que teníamos era el registros de datos geológicos”.

“Hay placas en Groenlandia que se mueven a una velocidad entre 5 ó 10 veces mayor que hace 20 años”

“En los últimos 10 años hemos conseguido muy buenas mediciones de las regiones polares”, apunta Shepherd. Gracias a la misión “CryoSat, de la Agencia Espacial Europea“, se ha explorado prácticamente todo el casquete polar norte y también el del Polo Sur. Antes creíamos que las capas de hielo polares estaban asentadas como gigantes dormidos inmutables, hasta que pudimos observarlas con satélite. Ahora vemos que de vez en cuando cobran impulso. De hecho, hay placas en Groenlandia que se mueven a una velocidad entre 5 ó 10 veces mayor que hace 20 años. El planeta Tierra hoy es muy diferente de cómo era cuando se firmó el “Protocolo de Kioto“.

.

Share