Debate en Suiza / Imagen: Claudia Röösli

Debate ciudadano europeo sobre el espacio: resultados y desafíos

.

El 10 de septiembre, unos 2.000 europeos contribuyeron a dar forma al futuro del espacio participando en el primer Debate Ciudadano Europeo sobre el espacio de la historia. El evento había sido organizado por la ESA para recopilar opiniones que la ayudaran a desarrollar y promover la futura estrategia espacial de Europa.

.

Unas 2.000 personas, representantes de la gran diversidad ciudadana de 22 países, debatieron cuestiones relacionadas con el espacio a lo largo de toda una jornada

ESA / Cuando Jan Woerner fue elegido director general de la ESA por sus Estados miembros, expresó su deseo de fomentar el diálogo con todas las partes y abrir el espacio a un público más amplio. Este Debate Ciudadano hace realidad este deseo, al incluir personas de toda condición y de toda Europa.

Unas 2.000 personas, representantes de la gran diversidad ciudadana de 22 países, debatieron cuestiones relacionadas con el espacio a lo largo de toda una jornada.

Este ejercicio consultivo, de una escala sin precedentes, fue organizado simultáneamente en todos los Estados miembros de la ESA, de acuerdo con un enfoque común.

Para poder consolidar los 22 resultados nacionales en un único informe a nivel europeo, los debates siguieron un esquema único, respondiendo a las mismas cuestiones. Aunque los resultados cuantitativos quedaron disponibles poco después del debate, se ha necesitado más tiempo para analizar los resultados cualitativos y, en particular, la sesión creativa en la que se pidió a los participantes que imaginaran un proyecto espacial para el año 2046 y estos propusieron 200 escenarios.

.

Todo un día dedicado al espacio
Debate en los Países Bajos / Créditos: Janneke Vader

Debate en los Países Bajos / Créditos: Janneke Vader

Durante la jornada se celebraron cinco sesiones con los siguientes temas: “El espacio y yo”, “El papel de Europa en la exploración y explotación del espacio”, “La gobernanza mundial del espacio”, “¡Vayamos hacia el espacio!” y “Preparar el futuro del espacio para Europa”. Cada una de ellas se abrió con un vídeo antes de comenzar los debates. A continuación, los participantes respondieron a un conjunto de preguntas normalizadas sobre cada tema.

Al final, las respuestas revelaron un 92% de satisfacción con el ejercicio, y el 95% de los participantes consideró que la ESA debería organizar eventos similares en el futuro.

.

Resultados notables
  • El 96% cree que el espacio abre un universo de posibilidades y oportunidades.
  • El 94% tiene una confianza total o muy elevada en las agencias espaciales europeas.
  • El 84% tiene una confianza total o muy elevada en las agencias espaciales en general.

.

Pensamiento innovador
  • El 84% considera que el espacio debería protegerse de la contaminación y las actividades humanas potencialmente dañinas.
  • El 84% cree que la ESA debería acelerar la apertura de los programas y las actividades espaciales a actores no relacionados tradicionalmente con el espacio (como organizaciones no gubernamentales, empresas emergentes especializadas en nuevos servicios para dispositivos móviles y objetos conectados a Internet, ciudadanos, clubes, artistas, escuelas y universidades).
  • El 89% estaría a favor de dar a los ciudadanos la posibilidad de contribuir de forma voluntaria en los programas espaciales.

.

División de opiniones
  • El 69% opina que la ESA debería desarrollar programas específicos para mejorar la seguridad, mientras que un 16% cree que no debería desarrollar programas en ese sector.
  • En cuanto a la explotación de recursos naturales:
    • El 80% considera aceptable que las instituciones internacionales exploten recursos naturales como materias primas y fuentes de energía sin reivindicar su titularidad.
    • El 39% cree que los gobiernos deberían poder explotar recursos, mientras que el 47% opina que no deberían.
    • El 37% cree que el sector privado debería poder explotar los recursos espaciales, mientras que el 49% opina que no debería.
    • El 53% cree que las alianzas público-privadas deberían poder explotar los recursos espaciales, mientras que el 32% opina que no deberían.

.