Recomendaciones para mejorar la respuesta a brotes de COVID-19

Proponen un sistema de puntuación que puede ayudar a evaluar la respuesta de los gobiernos a la pandemia / ISGlobal

Expertos en salud pública proponen un sistema de evaluación para mejorar la respuesta a brotes de COVID-19. Plantean seis recomendaciones para la actuación de los gobiernos y un sistema de puntuación para evaluar sus respuestas a la crisis.

 

Fuente: ISGlobal

La pandemia de COVID-19 ha subrayado la necesidad de que los gobiernos mejoren su preparación y respuesta a esta y a futuras epidemias. En un comentario en Nature Medicine, un grupo de expertos, entre los que figuran el investigador de ISGlobal Jeffrey V. Lazarus y el director general de ISGlobal, Antoni Plasència, proponen un sistema de puntuación que puede ayudar a evaluar la respuesta de los gobiernos a la pandemia actual y prepararse mejor para futuros brotes.

 

Una llamada de atención

“Muchos líderes gubernamentales y ciudadanos están poniendo sus esperanzas en el rápido desarrollo y disponibilidad de una vacuna”, dice Jeffrey V. Lazarus, primer autor del comentario. “Sin embargo, esto puede llevar mucho tiempo. Mientras tanto, los países pueden implementar una serie de medidas efectivas que se han probado y evaluado en epidemias anteriores. La pandemia de COVID-19 es una llamada de atención para los gobiernos y para la comunidad mundial, y la crisis actual es el resultado de recortes en los presupuestos de salud, atención social y salud pública”, agrega.

La pandemia de COVID-19 es una llamada de atención para los gobiernos y para la comunidad mundial, y la crisis actual es el resultado de recortes en los presupuestos de salud, atención social y salud pública

 

Seis recomendaciones

Sobre la base del marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para los sistemas de salud, los autores han elaborado seis recomendaciones para la acción de los gobiernos: mejorar la comunicación en salud pública y la alfabetización en salud entre la población; facilitar una vigilancia y notificación de enfermedades robustas; prepararse desarrollando y manteniendo los recursos humanos y físicos necesarios; fortalecer los sistemas de salud, particularmente la atención primaria, la atención comunitaria y los servicios de salud mental; garantizar la salud y la equidad social proporcionando a los más vulnerables acceso a servicios sociales y de salud gratuitos; y asegurar que las estrategias de confinamiento y desconfinamiento aborden no solo la salud, sino también los aspectos socioeconómicos.

 

Y un sistema de evaluación

Los autores sostienen que el éxito de estas acciones depende de la confianza pública en el gobierno. Por ello proponen el uso del llamado COVID-19 Assessment Scorecard (COVID-SCORE), un sistema de evaluación que contiene una lista de 19 afirmaciones que pueden puntuarse del 1 al 5 (desde completamente en desacuerdo hasta completamente de acuerdo).

“Esta herramienta permite a cualquier persona realizar una evaluación sencilla de la respuesta de un gobierno local, regional o nacional a la COVID-19 y su preparación para otras emergencias de salud pública”, dice Lazarus. Si se usa a gran escala, podría ser una herramienta poderosa para guiar las acciones de los gobiernos.

En las próximas semanas, el equipo de investigación dirigido por Lazarus llevará a cabo una primera ronda de evaluaciones entre la población general de al menos siete países de todo el mundo utilizando COVID-Score.

Referencia bibliográfica: 
Jeffrey V. Lazarus, Agnes Binagwaho, Ayman A. E. El-Mohandes, Jonathan E. Fielding, Heidi J. Larson, Antoni Plasència, Vytenis Andriukaitis & Scott C. Ratzan. Keeping governments accountable: the COVID-19 Assessment Scorecard (COVID-SCORE). Nature Medicine. 2020. https://doi.org/10.1038/s41591-020-0950-0

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí