Las resoluciones del Banco de España ante las reclamaciones no son vinculantes / Imagen: Banco de España

La OCU advierte de un récord de reclamaciones de clientes de bancos ante el Banco de España en 2017

.

En 2017 se presentaron ante el Banco de España más de 40.000 reclamaciones, una cifra que casi triplica la del anterior, según informa la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Las hipotecas protagonizan el 80% de las quejas. Como las resoluciones de este organismo no son vinculantes, muchas de esas reclamaciones no se traducen en una solución para los afectados que, para obtener resultados, deben buscar otras vías.

.

OCU / Durante el año 2017 el Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones del Banco de España (antes Servicio de Reclamaciones) recibió 40.170 reclamaciones, una cifra muy superior a las 14.462 que se presentaron en 2016.

El número de quejas recibidas  supone un aumento del 278% respecto al año anterior y marca un nuevo récord de reclamaciones

Este nuevo dato, que supone un espectacular aumento del 278%, marca un nuevo récord de reclamaciones, pues supera el número de quejas recibidas por el Banco de España en 2013, año en el que el Tribunal Supremo estableció que la cláusula suelo era abusiva.

Una vez más, son los préstamos hipotecarios los que motivan la mayoría de las quejas de los consumidores: a conflictos con las hipotecas se deben 8 de cada 10 reclamaciones recibidas por el Banco de España.

Es cierto que esas quejas ya no son tanto por la aplicación de la cláusula suelo, sino que se deben mayoritariamente a la lucha de los consumidores para conseguir la devolución de los gastos de formalización de hipoteca que las entidades obligan a pagar en su totalidad a los que solicitan el préstamo. Esta imposición de los gastos hipotecarios es una práctica declarada abusiva por el Tribunal Supremo, pero pese a ello, los bancos se niegan a devolver a sus clientes ese dinero de manera voluntaria, lo que ha provocado esta nueva avalancha de reclamaciones.

.

Resoluciones no vinculantes y quejas sin solución
Los últimos 30 años se ha dado un proceso de desregulación y liberalización de los mercados financieros, que ha dado lugar a continuos conflictos entre bancos  y clientes

Desde la OCU alertan de que durante los últimos 30 años hemos asistido a un proceso de desregulación y liberalización de los mercados financieros, que ha dado lugar a continuos conflictos entre las entidades y sus clientes. Por un lado, se ha permitido la comercialización de productos financieros complejos, que a menudo no son adecuados para los consumidores, como ocurrió con las participaciones preferentes.

En otros casos las entidades, abusando de su posición dominante, incluyen cláusulas desfavorables o poco equilibradas para el consumidor, cuando no directamente abusivas, que dan como resultado importantes perjuicios: es lo que sucedió en su día el redondeo al alza de los índices hipotecarios o más recientemente, con la cláusula suelo o la imposición de los gastos de formalización de hipotecas.

Lamentablemente, en el actual sistema de reclamaciones, las resoluciones del Banco de España no son vinculantes para las entidades, con lo que en la práctica esos miles de reclamaciones no obtienen ningún resultado para el consumidor.

.