Xavier Coller, Catedrático de Sociología Universidad Pablo de Olavide / Imagen: Club de Encuentro

“Vamos a un escenario diabólico en el que de nuevo los partidos tendrán que sentarse a negociar”

 .

Xavier Coller es sociólogo y periodista. Catedrático de Sociología de la Universidad Pablo de Olavide. Es PhD por Yale University y Dr. por la UAB. Ha enseñado en las universidades UAB, UPF, UB, UA, ESADE, UOC, Europea de Madrid, Yale, Georgetown y Université de Montpellier-1. Fue el séptimo Catedrático Príncipe de Asturias de Georgetown University (2005-07). Director de la Escuela de Alta Gestión Pública de Andalucía (2010-11) y director del grupo de investigación “Democracia y Autonomías: Sociedad y Política”compuesto por prestigiosos académicos jóvenes que trabajan en varias universidades españolas y europeas.

.

Eva Serra / Catalunya Vanguardista

Autor de más de ochenta publicaciones sobre teorías sociológicas, métodos de investigación, identidades colectivas, élites políticas y organizaciones complejas, Xavier Coller ha recibido varios premios por sus trabajos. Con amplia experiencia investigadora y docente en varias universidades españolas e internacionales en esta entrevista nos ofrece su visión sobre el perfil de la política actual así como del escenario que arroja la próxima cita electoral en España, el 26J.

 

¿Cuál sería el perfil del político actual en España?

Joven, generalmente varón, nacido en la provincia por la que ha sido escogido, con estudios universitarios y generalmente profesional de las leyes o docente, aunque se observa un crecimiento de la variabilidad en las profesiones. Crece el número de parlamentarios que no tiene profesión.

“El liderazgo que se desarrolla (ahora) es distinto, más encargado de gestionar y menos de ilusionar colectivamente”

.

¿Dónde situaría el liderazgo de los principales representantes políticos respecto a épocas anteriores?

Se trata de liderazgos diferentes por el momento histórico que se vive. Los líderes de ahora se enfrentan a retos diferentes. Por ejemplo, no se enfrentan al reto de conseguir y consolidar la democracia o al reto de entrar en Europa. Sin esas épicas, el liderazgo que se desarrolla es distinto, más encargado de gestionar y menos de ilusionar colectivamente.

.

¿Son los políticos de hoy fiel reflejo de su ciudadanía?

Es difícil que una elite política sea la imagen nítida de una sociedad reflejada en el espejo de una cámara de representación, pero es cierto que desde el comienzo de la democracia se observan pautas de convergencia entre parlamentarios/as y sociedad que hace que, al menos en los aspectos en que se pueden comparar (sexo, edad, lugar de nacimiento, estudios, profesión), sociedad y parlamento se parezcan más.

.

¿Qué rasgos caracterizan a la “nueva política?

Bueno, quizá la nueva política no sea tan nueva ni tan diferente. Los llamados partidos emergentes se caracterizan por el afán de regeneración, pero esto también lo han propuesto algunos partidos convencionales desde hace tiempo. Sí es verdad que eso que llaman “nueva política” se caracteriza también por la brecha generacional. Se trata de políticos jóvenes que, en muchas ocasiones no perciben lo que advirtió Ortega y Gasset en La rebelión de las masas. “Las nuevas generaciones se disponen a tomar el mando del mundo como si el mundo fuese un paraíso sin huellas antiguas, sin problemas tradicionales y complejos”: Lo bueno es que también en la política se aprende.

Se trata de políticos jóvenes que, en muchas ocasiones no perciben lo que advirtió Ortega y Gasset en La rebelión de las masas

.

¿Cómo influyen las plataformas sociales en este escenario?

Han adquirido voz propia en la forma de “mareas”, aunque muchas de estas plataformas pueden haberse sentido engañadas o frustradas por las promesas de democracia organizativa que son muy difíciles de articular en organizaciones políticas. Pero es cierto que se oyen ahora muchas más voces. Está por ver si los partidos políticos (los tradicionales) son capaces también de incorporarlas.

.

¿Existe, como se afirma, una desafección política por parte de la ciudadanía? ¿A qué obedece?

Sí, existe, va creciendo y eso es grave porque implica una separación del ciudadano respecto de la política, y esto puede terminar afectando también a las instituciones. Y el descrédito de las instituciones ya es más grave porque afecta al pilar más importante de la democracia. La desafección tiene causas múltiples, pero no es ajena a la crisis política, el ensimismamiento de los partidos políticos tradicionales o los casos visibilizados de corrupción. Cuando un ciudadano ve ciertos espectáculos, ciertos políticos esposados, los tribunales repletos de alcaldes, concejales, diputados, etc., se rompe el vínculo de confianza que toda democracia necesita entre la ciudadanía y sus representantes.

.

Históricamente España ha estado, a diferencia de otros países europeos, instalada en la dicotomía política: Austrias o Borbones, Carlistas o Liberales, Monárquicos o Republicanos, Franquistas o Comunistas, Conservadores o Socialistas… ¿Sigue la cosa igual o apuntan trazos de cambio?

La polarización política que estamos viviendo en esta campaña electoral parecer ratificar el hecho de que, políticamente, este no es un país de grises, de matices, sino que parece que nos encierran en la alternativa de blancos o negros, o azules y morados para ser más exacto. Es cierto que el mundo es mucho más sencillo con dos opciones, con dos puntos de vista, pero es menos rico, menos divertido, es más plano y es mucho más peligroso en las consecuencias que puede tener en la medida en que se orillan opciones que representan a grupos (quizá minoritarios) pero que tienen todo el derecho a existir y ser escuchados.

. 

El incierto escenario de las próximas elecciones                                                                         

 

España lleva seis meses sin gobierno ¿A qué atribuye la falta de acuerdos tras los varios intentos de negociación por parte de los cuatro partidos?

Me parece que tanto el PP como Podemos tenían incentivos para no llegar a acuerdos e ir a unas nuevas elecciones y esto es lo que tenemos. PSOE y Cs tenían incentivos para pactar, pero los números no les salían. Y luego había partidos que vetaban a otros partidos. En consecuencia, ha sido todo muy raro y lo curioso es que la ciudadanía ha penalizado a los que intentaron pactar y acordar.

“Ha sido todo muy raro y lo curioso es que la ciudadanía ha penalizado a los que intentaron pactar y acordar”

.

¿Cree, como dicen, que pueden repetirse unas terceras elecciones?

No se pueden descartar, pero creo que la ciudadanía se cabrearía mucho. Un gobierno en funciones es un gobierno paralizado. Y eso afecta a mucha gente, a muchas familias, a muchos empresarios, a muchos trabajadores. Los resultados, según indican las encuestas últimas, parecen apuntar a un escenario similar al que arrojó el 20D. ¿Qué habrá cambiado?

.

El último barómetro del CIS refleja que el PP ganaría las elecciones y Unidos Podemos sería la segunda fuerza pero existe un tercio del electorado que todavía no sabe a quién votar ¿Está la clave en los indecisos?

Muy posiblemente, sí. Y la campaña electoral tiene mucho que decir para estos indecisos.

.

¿Cómo prevé su grupo de investigación que pueden desarrollarse los próximos comicios?

Con tranquilidad, con normalidad, con esperanza para ver si salimos de este impasse. Pero se sabe que vamos a un escenario diabólico en el que de nuevo los partidos tendrán que sentarse a negociar. Puede que pasen cosas. ¿Se irá Rajoy? ¿Habrá un pacto a derechas, a izquierdas o incluso a centro sumando otras fuerzas? Es más, podemos pensar en un escenario de gobierno de corta duración, con un programa de reformas básicas que inicie la reforma de la constitución y que culminadas éstas, convoque elecciones nuevas. Siempre y cuando, claro, el Senado se avenga.

.

¿Qué aspectos destacaría como determinantes en los resultados?

“Será decisivo que los candidatos no metan la pata y que los que han cambiado su apariencia ideológica sean creídos por la ciudadanía”

Parece mentira pero da la sensación de que las propuestas no tienen mucho que ver en esta campaña. Por tanto, yo creo que será decisivo que los candidatos no metan la pata y que los que han cambiado su apariencia ideológica sean creídos por la ciudadanía. Me da la sensación de que el PSOE va a dar duro en la segunda semana de la campaña. Pero repito, parece que se han olvidado de las propuestas…

.

El 26J tenemos una cita electoral. ¿Alguna reflexión al respecto?

Sería muy frustrante que nuestros políticos sean incapaces de nuevo de ponerse de acuerdo para tener un gobierno que tome decisiones.

.