Recuperar cierto grado de movilidad tras una lesión

Aunque esta proteína se identificó 15 años atrás, el estudio de su función ha sido dificultosa dado que la IL-37 no se sintetiza en ratones

Encuentran una proteína que mejora la movilidad después de lesiones medulares

.

Un equipo internacional de científicos coordinado por el investigador de la UAB y el CIBERNED, Rubén López Vales, ha identificado que la interleucina-37 (IL-37), una citocina que pertenece a la familia de la interleucina-1, promueve la recuperación locomotora en lesiones agudas de la médula espinal.

.

UAB / Las lesiones medulares producen graves discapacidades funcionales a las personas que las padecen, induciendo paraplejia o tetraplejia en función del nivel de la lesión. Este hecho es debido a la degeneración de las vías espinales que se encargan de transmitir las señales nerviosas desde el cerebro a las diferentes partes del organismo, y viceversa, y tiene como consecuencia la pérdida de movilidad y de sensibilidad por debajo de la lesión.

Durante los últimos años, diferentes estudios han demostrado que la respuesta inflamatoria que se desarrolla después de la lesión contribuye a la degeneración de estas vías espinales, incrementando, por tanto, los déficits funcionales generados por la lesión. Sin embargo, los ensayos clínicos utilizando fármacos anti-inflamatorios, como la metilprednisolona, ​​no han mostrado eficacia.

Este trabajo demuestra por primera vez que la IL-37 suprime la respuesta inflamatoria después de una lesión medular

Este trabajo demuestra por primera vez que la IL-37 suprime la respuesta inflamatoria después de una lesión medular y minimiza la degeneración del tejido medular y las discapacidades funcionales. Aunque esta proteína se identificó 15 años atrás, el estudio de su función ha sido dificultosa dado que la IL-37 no se sintetiza en ratones.

El equipo del doctor Rubén López, investigador del Departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología de la UAB, del Instituto de Neurociencias de la UAB, y del CIBERNED (Centro de Investigación Biomédica en Red Enfermedades Neurodegenerativas), ha utilizado un ratón modificado genéticamente que produce la forma humana de la IL-37 que les ha permitido estudiar la función de esta proteína. Los científicos muestran que si la IL-37 se administra inmediatamente después de la lesión los ratones recuperan cierto grado de movilidad.

Este trabajo supone, por tanto, el hallazgo de una nueva estrategia terapéutica para el tratamiento de las lesiones medulares agudas, las cuales no tienen actualmente ningún tratamiento efectivo de uso clínico. Este descubrimiento puede también abrir las puertas al tratamiento de enfermedades neurodegenerativas, dado que la respuesta inflamatoria juega un papel clave en el transcurso de estas patologías.

El estudio, publicado esta semana en la versión online de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), se ha realizado en la UAB, con colaboraciones del Radboud University Medical Center (Holanda), la University of Colorado (EE.UU.) y la Maximilian University of Munich (Alemania), y ha sido financiado mayoritariamente por la Fundación La Marató, por el Ministerio de Economía y Competividad, y por la fundación International Foundation for Research in Paraplejia.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí