Recursos emocionales de políticos en el parlamento

Aspecto de la Cámara de los Comunes durante una sesión de las Preguntas al Primer Ministro. FOTO: Wikipedia

¿Cuándo y por qué los políticos usan la retórica emotiva en los discursos parlamentarios?

 

Los políticos utilizan recursos emocionales en sus discursos en sede parlamentaria en función del tipo de debate al que se enfrentan, y usan la retórica emotiva de manera estratégica y selectiva, principalmente para atraer a los votantes. Esta es una de las principales conclusiones de un estudio publicado en la revista American Political Science Review (APSR).

 

UPF /  En los últimos años se ha hecho mucha investigación que demuestra que las emociones son importantes en la política y que el uso de la retórica emotiva, a partir de un lenguaje positivo o negativo, es habitual durante las campañas electorales. También se ha hecho investigación dentro de los partidos políticos en cuanto a la toma de posición y la disidencia expresada en los debates parlamentarios, pero se ha estudiado menos cuándo y por qué los políticos utilizan la retórica emotiva en sus discursos en el ámbito legislativo, un aspecto que ahora los tres autores amplían con su trabajo.

“Nuestra investigación proporciona evidencias de que los incentivos para atraer a los votantes difieren sistemáticamente según la tipología de los debates”

El lenguaje emotivo se refiere generalmente a un estilo de comunicación que provoca una respuesta emocional del oyente, evocando así reacciones positivas o negativas que van más allá del significado específico de la palabra o la frase utilizada. Así, puede ser una herramienta poderosa para convencer a la gente de la validez de un mensaje concreto, y desde el punto de vista de la competencia electoral, hay pruebas que relacionan las apelaciones que provocan emociones con el éxito electoral de determinadas formaciones políticas.

El estudio ha contado con la participación de Toni Rodon, profesor del Departamento de Ciencias Políticas de la UPF y miembro del Grupo de Investigación en Instituciones y Actores Políticos), conjuntamente con Moritz Osnabrügge (Universidad de Durham, como primer autor) y Sara B. Hobolt (London School of Economics and Political Science).

 

Análisis de dos millones de discursos 

El análisis incluido en el artículo cubre dos millones de discursos pronunciados en la Cámara de los Comunes y la Dáil Éireann, las cámaras bajas de los parlamentos de Gran Bretaña e Irlanda, respectivamente. Concretamente, un millón de discursos parlamentarios, que son todos los que han tenido lugar en la Cámara de los Comunes entre 2001 y 2019, y un millón más de discursos pronunciados en la Dáil Éireann entre los años 2002 y 2013.

Analiza dos millones de discursos parlamentarios, pronunciados en las cámaras bajas de los parlamentos del Reino Unido (entre 2001 y 2019) e Irlanda (entre 2002 y 2013)

Los autores escogieron el Parlamento del Reino Unido porque es uno de los más antiguos del mundo, un entorno institucional ideal para estudiar este tipo de discursos. “Nos centramos en la Cámara de los Comunes porque es la más poderosa de las dos cámaras legislativas del Reino Unido y los debates que se celebran difieren en cuanto a su perfil y la magnitud del público al que se dirigen, lo que nos ha permitido comparar la retórica emotiva entre diferentes tipos de debate”, afirman los autores. En una segunda etapa, el estudio de los discursos pronunciados en la cámara baja del parlamento irlandés les ha permitido corroborar y generalizar sus conclusiones.

 

Debates legislativos de perfil alto y de perfil bajo

El artículo, que a partir del análisis de cómo los políticos utilizan la retórica emotiva los parlamentos contribuye a la comprensión de la competencia política y el comportamiento legislativo, subraya las diferencias respecto a los incentivos que tienen los legisladores según el tipo de debates.

“Nuestra investigación proporciona evidencias de que los incentivos para atraer a los votantes difieren sistemáticamente según la tipología de los debates”, apuntan los autores. Así, en los debates legislativos de perfil alto, los parlamentarios tienen más incentivos para utilizar una retórica emotiva para atraer la atención de un público más numeroso, que captan a partir de un contenido político y de un lenguaje más emotivo.

Se puede decir que el PMQs es el debate al que los ciudadanos están más expuestos, y este hecho da incentivos a los diputados a utilizar un lenguaje más emotivo

En la Cámara de los Comunes, es el caso de las Preguntas al Primer Ministro (Prime Minister ‘s Questions, PMQs), un debate que se hace semanalmente. Se trata de una convención en la que el primer ministro responde a las preguntas de los diputados, especialmente del líder de la oposición. Es el momento parlamentario más destacado de la semana, retransmitido en directo y cubierto extensamente por los medios de comunicación.

Se puede decir que el PMQs es el debate al que los ciudadanos están más expuestos, y este hecho da incentivos a los diputados a utilizar un lenguaje más emotivo. Otros debates con este perfil alto son los Queen’s Speech, que tienen lugar anualmente al comienzo de cada nuevo curso parlamentario (en el que la reina lee las principales prioridades del gobierno, y donde también participan el primer ministro y el líder de la oposición) o las Dáil Leaders’ Questions, las preguntas al primer ministro de Irlanda.

En el sentido contrario, en los debates legislativos de perfil bajo, y que no son tan seguidos ni generan tanta expectación, los políticos tratan principalmente de dirigirse a sus colegas de parlamento, y por tanto, la retórica emotiva es menos pronunciada.

 

Una nueva aplicación para medir la retórica emotiva

El trabajo presenta una nueva aplicación metodológica para medir la retórica emotiva y lo hace combinando el diccionario Affective Norms for English Words, ANEW (Normas Afectivas para Palabras en Inglés), con nuevas técnicas de incorporación de palabras, que les permite crear un diccionario específico dentro de este campo. Así, la nueva herramienta clasifica las palabras emotivas y neutras mediante ANEW y por otro lado identifica nuevas palabras que se utilizan en los discursos parlamentarios para ampliar estas dos categorías.

Nubes de palabras con palabras emotivas y neutros identificadas por los autores / UPF

 

Por ejemplo, algunas de las palabras neutras que incorporan los autores son “pasarela”, “diámetro”, “metros” y “radiadores”, y algunas de las palabras emotivas, “espantoso”, “empático”, “horrible” y “admiración”. En cuanto a los ámbitos en los que encontramos un nivel medio de retórica emotiva más elevado hay “tejido social”, “grupos sociales” y “bienestar y calidad de vida”, y los ámbitos donde encontramos el nivel de retórica emotiva más bajo, “sistema político” y “economía “. “Nuestra técnica de medida capta el uso del lenguaje emotivo en un entorno político con más precisión”, aseguran los investigadores.

Los autores concluyen su trabajo haciendo un recordatorio: aunque los discursos parlamentarios emotivos pueden tener implicaciones positivas, con un incremento del interés público por la actividad de los representantes y la política en general, existe el riesgo de que tengan consecuencias negativas: “la retórica emotiva también puede aumentar la polarización y favorecer los políticos que apoyan las apelaciones emocionales por encima de la formulación de políticas competentes y coherentes, y puede llegar a perjudicar la calidad de la deliberación y, al mismo tiempo, de la representación democrática”, alertan.

Referencia bibliográfica:
Osnabrügge, M., Hobolt, S.B., Rodon, T. (mayo de 2021). “Playing to the Gallery: Emotive Rhetoric in Parliaments“. American Political Science Review (pp. 1-15)

DOI: https://doi.org/10.1017/S0003055421000356

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí