Mejorar la seguridad jurídica de los titulares de derechos en la costa, entre las prioridades de la reforma.

Miguel Arias Cañete: “Preservar los valores ambientales del litoral, eje inspirador de la reforma de la Ley de Costas”

Hoy, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

.

El Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha manifestado que el Gobierno va a abordar la reforma de la Ley de Costas “con la mejor técnica jurídica, con la experiencia adquirida en la aplicación de la vigente ley y, por supuesto, reservando los valores ambientales del litoral español”. “Vamos a poner sentido común en las costas españolas”, ha añadido.

Arias Cañete ha contestado a la diputada socialista Leire Pajín, en la primera sesión de control al Gobierno, que “lo preocupante es la aplicación errática, arbitraria y deficiente que de la Ley de Costas ha hecho el gobierno socialista. Lo preocupante son casos como el Algarrobico, aprobado por ayuntamientos socialistas y bendecido por comunidades autónomas socialistas. Lo preocupante es que ustedes crean que las leyes no hay que modificarlas nunca porque las hicieron los socialistas”.

El Ministro ha explicado que la reforma de la Ley de Costas se va a centrar en dos objetivos fundamentales: “mejorar la seguridad jurídica de los titulares de derechos en la costa y compatibilizar la protección del espacio natural con actividades económicas”.

Arias Cañete ha avanzado que se está estudiando la posibilidad de aumentar el plazo de las concesiones aproximando en este ámbito la legislación de costas a las normas que regulan las concesiones de otros bienes de dominio público”.

Además, el ministro ha explicado que se van a analizar “los requisitos para la realización de determinadas obras, necesarias para dotar de sentido y utilidad las ocupaciones, y para el mantenimiento y conservación del buen estado del litoral. También estamos analizando la posibilidad de transmisión de los derechos de ocupación”.

En lo referente al deslinde administrativo, Arias Cañete ha explicado que “se estudiará, con el máximo rigor, los criterios técnicos y jurídicos con arreglo a los cuales se resuelve la inclusión de un bien en el dominio público marítimo terrestre”.

Asimismo, el ministro ha nunciado que se abordará “la introducción de un procedimiento de esafectación más ágil y se introducirán mecanismos de coordinación entre las distintas Administraciones públicas para garantizar, de modo sostenible, la actividad turística en el litoral”.

A través de un amplio consenso parlamentario, el ministro ha explicado que lo que se quiere resolver es “la inquietud en los propietarios de viviendas y de los que poseen pequeñas parcelas en la costa, sin impacto negativo sobre el medio ambiente costero, cuyos plazos concesionales de 30 años empezarán a expirar a partir de 2018”.

Arias Cañete ha recordado cómo esta polémica ha llevado al Parlamento Europeo a pedir en el informe AUKEN que se modifique, la Ley de Costas, “a fin de proteger los derechos de los legítimos propietarios de viviendas y de aquellos que poseen pequeñas parcelas en zonas de la costa que no tienen un impacto negativo sobre el medio ambiente costero”.