Rehabilitación cardiaca a domicilio

A través de su móvil y con una camiseta sensorizada, pacientes que han sufrido un infarto podrán acceder desde su casa a un programa de rehabilitación cardiaca  de forma guiada y segura.

Sistema personalizado de rehabilitación cardiaca a domicilio

.

La tecnología, desarrollada en el marco del proyecto europeo HeartCycle, facilita un mejor conocimiento y seguimiento del estado de salud del paciente y ofrece soporte durante el periodo de rehabilitación. Las funcionalidades han sido validadas por usuarios reales y, actualmente, el sistema se encuentra en periodo de validación clínica en tres hospitales.

Cuando el infarto al miocardio no deja muy dañado el corazón, los pacientes pueden tener un buen pronóstico de vida si adoptan hábitos saludables y mantienen bajo control los factores de riesgo.

Hoy en día, este proceso no tiene soporte por el sistema sanitario español, debido a su coste económico, y sólo los pacientes que han sufrido un infarto grave pasan por un proceso de rehabilitación (apenas el 5%). Se sabe que el 30% de los que no pasan por ese proceso, en unos meses disminuirán la percepción de la condición cardiovascular e incumplirán con el tratamiento farmacológico.

El objetivo del proyecto HeartCycle del séptimo programa marco es ofrecer unas herramientas personalizadas para el cuidado remoto de pacientes que han sufrido un infarto y pacientes crónicos afectados por insuficiencia cardiaca. La tecnología1, desarrollada por investigadores del grupo Life Supporting Technologies (LST-UPM),  facilita un mejor conocimiento y seguimiento del estado de salud del paciente y ofrece soporte durante el periodo de rehabilitación (ver vídeo).

A través del sistema “Guided Exercise” (ejercicio guiado) se puede crear un plan de entrenamiento para la recuperación de la condición cardiaca. Los profesionales médicos, después de una evaluación de la capacidad cardiaca de cada paciente, pueden crear un plan de entrenamiento personalizado ofreciendo a los usuarios varias tipologías de ejercicios tanto aeróbicos como de resistencia.

Los usuarios disponen de un móvil (estación portátil) que, junto con una camiseta sensorizada (sensor IMAGE), pueden usar para hacer ejercicios de una forma guiada y segura en todas las fases del entrenamiento, desde el calentamiento hasta la fase de recuperación.

Durante las sesiones de ejercicio, el sistema se comunicará con el paciente en distintas modalidades, audio, visual y por pantalla. La sesión de entrenamiento es guiada en el sentido de que en tiempo real el paciente tiene una respuesta sobre cómo está haciendo el ejercicio y si tiene que ir más rápido, más despacio o incluso parar  porque el sistema ha predicho un riesgo cardiovascular.

El sistema incluye también un Tablet Pc (Estación Paciente) que el paciente puede usar en casa para recibir informaciones sobre el estado de la rehabilitación y para ver los resultados de las sesiones de entrenamiento. Dicha aplicación ofrece también un sistema de mensajes personalizados que servirán de apoyo al paciente en las distintas situaciones, por ejemplo si está cumpliendo con el plan de ejercicio definido por el médico o si se ha fatigado excesivamente durante un ejercicio.

Además, la aplicación implementa un sistema de personalización del contenido educacional utilizando cuestionarios para evaluar el conocimiento acerca de varios temas relacionados con las enfermedades cardiacas (definiciones, causas, como tratar la enfermedad, como reducir los factores de riesgo).

El sistema se ha diseñado y definido aplicando una metodología de diseño centrada en los usuarios. El desarrollo se ha llevado a cabo en colaboración con expertos en rehabilitación alemanes (Katholische Stiftung Marienhospital Aachen), británicos (Castle Hill Hospital en Hull, grupo Heart Manual del Astley Ainslie Hospital en Edimburgo) y españoles (Hospital Clínico de Madrid). El trabajo se ha realizado de forma iterativa y las funcionalidades han sido validadas por usuarios reales en tres turnos de pruebas de usabilidad. En abril 2012, ha comenzado la validación clínica del sistema. El objetivo es comparar la rehabilitación cardiaca remota ofrecida por el sistema HeartCycle con el proceso de rehabilitación clásica. La validación se hará con unos 150 pacientes en 3 hospitales, la mitad usará el sistema ejercicio guiado durante 6 meses y la otra mitad no usará el sistema.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí